Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

¡Estimula la creatividad de tus hijos con estos 6 ejercicios!

por Noelia Murillo Creado en 19 de marzo de 2020
¡Estimula la creatividad de tus hijos con estos 6 ejercicios!

La creatividad es una de las virtudes más valoradas en las personas. Por ello, es necesario acostumbrar a nuestros hijos a estimular su mente y cultivarla para que, después, la expresen desde edades bien tempranas. ¿Cómo puedes hacerlo? Mediante juegos y ejercicios, con los que estarán entretenidos y potenciarán sus ideas más originales.

La creatividad es un tesoro que a menudo se subestima y queda relegado a una actitud artística como un fin en sí mismo. Sin embargo, es mucho más y tiene que ver con la capacidad de ver e ir más allá, de inventar y transformar situaciones complejas en oportunidades, desafíos y soluciones. Por eso, estimular la creatividad en los niños debe ser un gesto que se debe fomentar lo antes posible para ayudarles a tener una actitud natural para leer la realidad con nuevos ojos y tener una mirada original e inventiva.

¿Pero cómo podemos ayudar a los pequeños a familiarizarse con esta realidad tan fascinante y llena de ideas? Te proponemos 6 ejercicios muy fáciles para que tus hijos se inicien en el mágico mundo de la imaginación y la creatividad. Todos ellos son divertidos y originales, por lo que, además de estimular su creatividad, se lo pasarán bomba llevándolos a cabo. ¿Estás preparada?

1. Descubriendo los cinco sentidos

Los niños pequeños a menudo sienten mayor admiración por dos de los cinco sentidos que tenemos: la vista y el tacto. Por este motivo, observan todo con mucha curiosidad y tienen ganas de tocar todo lo que tienen alrededor (y de llevárselo a la boca ya ni hablamos...). No obstante, siempre es buen momento para que aguden los otros tres, el olfato, el gusto y el oído para permitirles explorar nuevas sensaciones y activar estímulos, asociaciones y pensamientos que ya pueden formar parte de su mundo interior.

Así que no les prives de la oportunidad de conocer todo tipo de juegos, libros y dibujos animados, sino que les impliques tanto como sea posible en varias sencillas experiencias sensoriales que estimulen todos sus sentidos. Es una buena opción que escuchen sonidos para asociarlos con los animales o canciones para que expresen libremente lo que sienten cuando los escuchan.

Con ello, es conveniente que prueben nuevos alimentos con sabores diferentes a los que etsán acostumbrados (siempre que su edad lo permita, claro) y que huelan aromas como el de la comida o el de las flores para distinguir entre lo que huele bien y mal. En este sentido, debes preguntarle su opinión para que expresen una reacción concreta. Así, les ayudarás a construir y potenciar su personalidad.

Pinterest 

2. Inventar cuentos para irse a la cama

Seguro que os habéis acostumbrado, tanto tú como tu hijo o tu hija, a iros a dormir con un cuento: tú se lo cuentas y él o ella va cerrando los ojos hasta alcanzar el sueño mientras escucha la historia. Pues bien, ¿por qué no invertís los roles? ¡Pídele que sea el narrador de tu cuento!

Para ello, debes dejar que elija los personajes y la trama que quiere contar y, a medida que te lo cuenta, hazle preguntas para que piense bien en la narración y busque todos los detalles de lo que está contando. ¿Cuáles? Muy sencillo: desde la ropa que llevan los protagonistas hasta sus rasgos físicos, pasando por los escenarios y paisajes en los que se desarrollan las historias. Esto le llevará a estimular al máximo la inventiva y la creatividad, por lo que se acostumbrará a recurrir a la imaginación con mayor facilidad.

En el caso de que cuente una historia ya creada, anímale a que busque un final alternativo más alegre o más aventurero. En resumen, esta es una de las formas más efectivas para que tu pequeño se convierta en un pequeño director de sus mundos imaginarios.

3. Pintar canciones

Si quieres fomentar la personalidad de los más peques de la casa, debes hacerlo con música y animarle a que traduzca el sonido que escucha en imágenes o, dicho de otro modo, pinte las canciones que le gustan. Para ello, puedes decirles que hagan un dibujo inspirado en la música que escucha y haga una especie de composición gráfica con total libertad, esto es, con colores, rotuladores, acuarelas o recortes de periódico.

Después, cuelga la obra de arte en la nevera con imanes o ponla en su habitación, para que vea reconocido su trabajo y se sienta satisfecho por su labor. De este modo, verá cómo su dibujo es una forma de pasar el tiempo sin aburrirse y de inspirarse con la música.

Newsletter 

4. Juegos de construcción

Los juegos de construcción son una gran forma de desarrollar la imaginación y la creatividad: unir y colocar piezas, conocer sus diferentes formas y crear objetos imaginarios de varios tipos sólo estimula la imaginación de los más pequeños. Dale plena libertad para que construya lo que quiera, sin que le importe demasiado seguir un patrón para reproducir una copia fiel del objeto real que intenta modelar. Es mucho mejor que se deje llevar por la intuición y haga lo que le venga a la cabeza.

Video por Carla Dominguez

5. Lee y explora nuevos lugares

Intenta que empiece a aficionarse a la lectura, con libros o revistas infantiles. Si aún es muy pequeño y no tiene las nociones básicas para ello, opta por libros llenos de colores, imágenes y dibujos. La lectura es una extraordinaria fuente de imaginación y multiplica exponencialmente la capacidad de crear, pensar e inventar.

Desde antaño, la lectura se ha urilizado para explorar nuevos lugares, evitando tomar siempre los mismos caminos, yendo a los mismos lugares y viendo a las mismas personas: ¡el cambio y la diversidad son amplificadores de la creatividad y una forma de pensar libre y original!

6. Deja que eliga su vestuario

Deje que elija la ropa que va a utilizar cuando pueda salir a la calle y abstente de imponerle vestuarios con los que no se vaya a sentir cómodo. Permitirle expresar su personalidad también a través de la elección de la ropa le induce a aceptarse a sí mismo, a sus gustos y a encontrar su lugar en el mundo.

Empezar a hacer que su voz se escuche, incluso con un gesto aparentemente sencillo, puede llevarle a desarrollar una mayor confianza y autoestima en el futuro. También puede disfrutar de la combinación de colores y modelos, ¡como si estuviera dibujándolo sobre un papel!

Te puede interesar...
Música relajante para bebés: la clave para calmar a los más pequeños
Los 8 cuentos preferidos de Sara Carbonero para leer a sus peques antes de dormir
¿Tu bebé no duerme? Consejos prácticos para esas largas noches
¡A cocinar! 10 recetas y juegos de cocinar para toda la familia