Inicio / Cocina / Cocina internacional / Conejo al ajillo: cómo hacer esta receta paso a paso

© Getty
Cocina

Conejo al ajillo: cómo hacer esta receta paso a paso

por Carla Dominguez Publicado en 24 de abril de 2019
130 compartidos

El conejo es una carne magra con multitud de beneficios, casi como el pollo. Además, su sabor no es muy intenso por lo que es perfecto también para los niños. ¡Te enseñamos cómo hacer la receta en sencillos pasos!

La carne de conejo es muy saludable, baja en calorías y en colesterol debido a que tiene una alta cantidad de aminoácidos y proteínas sanas. Además, es considerada como una carne blanca igual que otras como el pollo, pavo, el solomillo de cerde o la ternera. Este tipo de carnes son mucho más saludables que las carnes rojas que solo se deben consumir una vez por semana. Para que puedas hacerte una idea la carne de conejo solo tiene unas 140 calorías, por lo que si estás a dieta es una buena alternativa para que puedas variar en la dieta. Incluso el contenido de grasa que contiene esta carne es muy bajo, con apenas un 5%.

El sabor de la carne de conejo no es tan intenso como el de otras carnes. Su sabor es muy suave como el del pollo o el pavo, por lo que es ideal también para los niños. Con esta receta harás que los más pequeños tengan una amplia variedad de alimentos en su dieta, y sea mucho más equilibrada y sabrosa.

Receta de conejo al ajillo

Ingredientes:

  • 1/2 conejo
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de tomillo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Modo de preparación
En primer lugar, tenemos que freir el conejo en un sartén. Con un pequeño chorrito de aceite de oliva es suficiente. Dora durante unos minutos el conejo a fuego suave y retira. Ahora en la misma sartén añade los dientes de ajo y sofríelos a fuego muy lento durante 15 minutos. Este paso es importante para que el aceite vaya cogiendo bastante sabor para la receta. Cuando termines este paso incorpora el conejo, la sal y el tomillo durante al menos 10 minutos. A continuación, incorpora el vino blanco y deja cocinar a fuego lento durante unos minutos más.

Guarnición para el conejo al ajillo

Algunas de las opciones preferidas para poner como guarnición en esta receta de conejo al ajillo suelen ser las patatas o las verduras. Te vamos a dar dos recetas distintas para que tengas mucha variedad. Ambas está deliciosas.

Patatas en salsa verde

Ingredientes:

  • 500 gramos de patatas
  • 250 gramos de cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de limón exprimido

En primer lugar lava las patatas, y luego córtalas en cuartos. Corta también la cebolla y los ajos bien finitos. Una vez lo tengas todo prepara una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra y pon a freír la cebolla y los ajos. Mientras se van haciendo pon las patatas peladas y lavadas en un bol apto para microondas, y añade un poco de aceite de oliva. Deja cocerlas durante al menos 6 minutos en el microondas para que puedan hacerse bien. Transcurridos los minutos añade a la sartén las patatas, el diente de ajo, el perejil, la sal y la pimienta. Luego deja durante al menos 15 minutos en la sartén hasta que se integre todo bien. Para finalizar la receta solo tienes que añadir el zumo de limón. Retira de la sartén, deja reposar, y ¡a servir!

Descubre: ¿Te gusta la parrilla? Descubre estas recetas que te encantarán

Recetas de comida a la parrilla © iStock

Espárragos verdes al horno con ajo y limón

Si no prefieres la opción de las patatas y quieres algo más ligero una buena alternativa como guarnición son las verduras, en concreto los espárragos trigueros. Estas verduras son muy sacientes y saludables. Tienen además multitud de vitaminas como la B1, B2, B6, A, C y E.

Ingredientes:

  • Un manojo de espárragos trigueros
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 2 limones
  • Sal y pimienta al gusto

Preparar esta guarnición es muy sencilla, y rápida. Lo primero que tienes que hacer es lavar bien los esparrágos y quitar la parte más dura del tallo. Una vez tengas esto listo añade los espárragos en una fuente especial para horno, y también las cucharadas de aceite de oliva. Por otro lado, pica el ajo, exprime el limón, y añade sal y pimienta en la fuente de horno donde están los espárragos trigueros. Cuando ya lo tengas listo solo tendrás que introducir los espárragos en el horno y dejar unos 10 minutos a 220ºC en el horno.

Además:
Arroz con pollo: las 5 mejores recetas para preparar arroces caseros
6 recetas de hamburguesas solo aptas para fans incondicionales
Kebab vegano: una delicia rica y saludable para el paladar

por Carla Dominguez 130 compartidos

Puede interesarte