Inicio / Cocina / Cocina internacional

Cocina

Frutos rojos: variedades, cómo elegirlos y 3 recetas deliciosas para verano

por Elvira Sáez Creado en 27 de junio de 2019
Frutos rojos: variedades, cómo elegirlos y 3 recetas deliciosas para verano© Getty

¿Conoces todos los frutos rojos que existen? Te contamos cuáles son, cómo elegirlos y algunas recetas para disfrutar al máximo de ellos.

Los frutos rojos son ese grupo de pequeños frutos que se recogen en el sotobosque a principios de primavera entre los que se encuentran las fresas, los arándanos o las moras, entre otros. Son muy apreciados por su sabor, entre dulce y ácido y, por supuesto, por estar cargados de nutrientes muy beneficiosos para la salud. Destacan especialmente por su contenido en antioxidantes, vitaminas y fibra. Puedes descubrir todas sus propiedades al detalle en este vídeo:

Video por Patricia Álvarez

¿Necesitas más motivos para incluirlos en tu dieta? A continuación repasamos las diferentes variedades disponibles, cómo elegirlos para que tengan una excelente calidad y algunas recetas deliciosas en las que serán los grandes protagonistas.

Variedades de frutos rojos

  • Fresas: desde el inicio de la primavera las fresas se dejan ver por los escaparates de todas las fruterías. La más dulce entre ellas es el fresón, de forma casi ovalada y deliciosa de morder. ¿Sabías que la fresa no es una fruta de verdad? Lo que comemos es, en realidad, la parte carnosa de la flor. La auténtica fruta son los aquenios, las pequeñas y crujientes semillas.
  • Fresas del bosque: son pequeñas frutas perfumadas que se encuentran en el sotobosque durante todo el año. Una pequeña y blanca flor es la señal que las descubre en el terreno. La más conocida es la Mara des bois.
  • Moras: la mora salvaje es el fruto de la zarza y se recoge hacia finales de agosto. Crujiente y muy perfumada, se come natural y llega a ser un adictivo picoteo. La variedad Diamante negro es una baya negra, grande y jugosa.
  • Arándanos: son bayas globulosas de color azul oscuro y prunoso, y de pulpa jugosa, dulce y muy perfumada. Se recogen en el sotobosque con la ayuda de un rastrillo especial.
  • Grosella negra: es la prima de la grosella común. Dicha pequeña baya negra es ligeramente ácida, de piel espesa y violácea. Se recoge a finales de julio en las áreas campestres.
  • Grosellas: esta baya rosa luce una piel hermosa y translúcida. Ácida y ligeramente astringente, se presenta a menudo para ser degustada en pequeños racimos.
  • Frambuesas: auténticas protagonistas entre los frutos rojos, las frambuesas son frutas carnosas compuestas por pequeñas drupas rojas. Se consumen frescas o en purés de frutas o bebidas. Las salvajes suelen recogerse en grandes altitudes a lo largo del verano.
  • Arándanos rojos: son pequeñas bayas rojas conocidas por sus virtudes antioxidantes. Suelen consumirse en zumo y su sabor es astringente y amargo.
  • Cerezas: aunque las cerezas no sean frutos de sotobosque suelen incluirse en la categoría de los frutos rojos. Esta fruta con hueso suele pertenecer a diferentes familias. Las guindas o las amarelles tienen hueso y se utilizan para preparar aguardiente mientras que la mollar y la abigarrada son cerezas de mesa.

Cómo elegir y conservar los frutos rojos


La elección de los frutos rojos

Los frutos rojos se presentan normalmente en bandejas o cubiertos con papel transparente, igual que las fresas. Asegúrate de que los eliges aquellos que tengan la piel bien lisa, brillante. También conviene que los bordes de la bandeja no tengan manchas, señal de que los frutos no se han chafado los unos con los otros y están en buen estado.

Conservación de los frutos rojos

Su tiempo de conservación es muy corto. Una vez sacados de la bandeja y del recipiente hay que pasarlos por agua fría. Colócalos en un plato, bien dispuestos de modo que no se superpongan y se conserven bien durante más tiempo.

3 recetas con frutos rojos ideales para el verano

1. Smothie de frutos rojos

Ingredientes para 1 persona:

  • 1 vaso de leche o bebida vegetal
  • 5 fresas
  • 1 puñado de frambuesas
  • 1 puñado de arándanos


*Puedes añadir los frutos rojos que más te gusten.

Preparación:

1. Remover el yogur.
2. Echar todos los ingredientes en la batidora.
3. Batir hasta conseguir la consistencia deseada.

2. Helado de frutos rojos saludable

Ingredientes:

  • 3 yogures naturales o griegos sin azúcar
  • 300 g de frutos rojos congelados
  • 3 o 4 dátiles sin hueso para endulzar (opcional)

Preparación:

1. Poner todos los ingredientes en la batidora.
2. Batir hasta conseguir una mezcla homogénea.
3. Probar para ajustar el dulzor, puedes añadir más dátiles.
4. Guardar en un recipiente con tapa apto para congelador.
5. Congelar al menos durante 5 horas para que adquiera textura de helado.

3. Mermelada de frutos rojos Ingredientes:

  • 600 g de frutos rojos
  • Zumo de 1 limón
  • Agua

Preparación: 1. Lavar los frutos rojos. 2. Secar bien antes de la cocción. 3. Trocear los frutos rojos que sean un poco más grandes 4. Ponerlos en una olla con el zumo de limón. 5. Llevar a ebullición y después bajar el fuego. 6. Aplastar las frutas mientras se cocinan. 7. Si se consume todo el zumo, añadir agua poco a poco. 8. Dejar que se cocine durante 30 minutos. 9. Retirar y esperar a que se enfríe.

Descubre: 60 recetas con fresas perfectas para celebraciones
Nuestras mejores recetas con fresas © Collective de la Fraise (AOPn Fraise). Fotógrafo : J. C. Amiel / Styliste : M. Leteuré

Y además:
Propiedades del arándano y otros frutos rojos, ¡descubre sus beneficios!
Mermelada de moras: una receta fácil y con propiedades antioxidantes
Frutas y verduras de temporada: ¡descubre las mejores opciones de cada mes!