Inicio / Maternidad / Embarazo

Maternidad

¿Cómo bajar de peso después del embarazo? 7 consejos para conseguirlo

por Marila Barrantes Creado en 22 de abril de 2020
¿Cómo bajar de peso después del embarazo? 7 consejos para conseguirlo© iStock

Cinco meses después de nacer ¿y todavía estás lejos de recuperar la figura que tenías antes de dar a luz? No hay necesidad de entrar en pánico, perder peso después del embarazo lleva su tiempo. ¡Te damos algunos consejos!

Delgada, muy delgada. Heidi Klum desfiló por las pasarelas solo unas semanas después del nacimiento de su cuarto hijo... Con ejemplos como este, está claro que las mamás primerizas se hacen una idea completamente equivocada de lo rápido que pueden perder peso después del embarazo.

Lo cierto es que los 13 kilos que ganamos durante el embarazo no desaparecen por sí solos. El cuerpo necesita una pequeña almohadilla de grasa para que la madre y el bebé estén bien abastecidos con todos los nutrientes. Esto es especialmente cierto cuando le das el pecho al bebé.

Así que no es aconsejable pensar en una dieta en las primeras semanas después del parto. Sin embargo, existen algunos trucos para deshacerse lentamente de los kilos superfluos de forma segura. La clave es tener una buena organización de la nutrición y el ejercicio. Aquí te decimos cómo puedes perder peso de forma saludable después del embarazo.

Video por Carla Dominguez

Pérdida de peso después del parto: consíguelo con estos consejos

Una noticia positiva primero: poco después del parto, pesarás unos seis kilos menos. Esta pérdida de peso es el resultado del peso del niño, junto con el líquido amniótico, la placenta y la sangre. Los kilos que quedan, por desgracia, no desaparecen tan rápido.

Esto se debe en gran medida al hecho de que el cuerpo ya ha acumulado reservas de emergencia para el período de lactancia. La lactancia es un negocio bastante agotador para una madre. El cuerpo toma precauciones para asegurar que ella y el niño reciban todos los nutrientes adecuados.

La lactancia hace que el bebé baje de peso

La lactancia es una verdadera cura milagrosa para perder peso después del embarazo. Cada día, la mamá tiene un gasto calórico adicional de unas 400 a 500 kcal. Esto significa que puedes comer con normalidad y perder peso gradualmente por ti misma. Pero, si estás dando el pecho, no debes hacer dietas de choque o pasar hambre.

De lo contrario, tanto tú como el bebé no recibireis los nutrientes necesarios. Además, el cuerpo atacará las reservas de grasa que, en un primer momento pensarás que es mucho mejor, pero las células grasas absorberán las toxinas. Estas toxinas se liberan cuando el cuerpo va a las reservas de grasa y entran en el cuerpo del bebé a través de la leche materna.

La rapidez con la que la pérdida de peso funciona después del embarazo varía mucho en función de cada mujer. De media, deberás esperar unos nueve meses antes de plantearte recuperar tu antiguo peso. Y aún así, es posible que tu estómago no sea tan igual a como era antes del embarazo.

Además, tal vez te pase como a la mayoría de las mujeres: las famosas estrías en el estómago han aparecido durante el embarazo. Una vez más, el lema es no asustarse. Hay varios métodos para eliminar las estrías no deseadas.

Estos son los 7 mejores consejos para perder peso después del embarazo:

1. No te estreses

Nadie espera que una maadre que acaba de dar a luz pierda todos los kilos que ganó en su embarazo unas semanas o meses después del parto. Durante los 9 meses de embarazo el cuerpo de la futura madre ha pasado por muchos cambios importantes. Así que es normal que no recuperes el cuerpo que tenías antes en las primeras semanas después del parto. ¡Sin estrés! No te fijes metas demasiado altas, más bien sé feliz con tu bebé y disfruta de los primeros meses.

2. Presta atención a las comidas

Un bebé pone tu vida patas arriba y a veces resuta muy difícil seguir una rutina. Muchas madres comen de forma muy irregular y, sobre todo, comen cosas que pueden cocinar rápido y son saciantes. Esto a menudo significa consumir muchas calorías en exceso. Además, esta dieta poco saludable no te ayudará a estar preparada para la agotadora vida diaria con el bebé.

Si quieres acelerar el proceso de pérdida de peso después del embarazo, lo primero que debes hacer es estructurar mejor tus comidas. Tendrás menos apetito voraz si comes tres comidas principales y dos pequeñas.

3. Cocina para ti misma tanto como sea posible

Comidas preparadas, dulces, pasteles o sándwiches... Todas estas comidas son rápidas y por ello a muchas madres les gustan. Sin embargo, estas comidas contienen calorías adicionales. Puedes favorecer la pérdida de peso después del embarazo intentando cocinar tu propia comida lo más a menudo posible.

Sabemos que esto es difícil por la falta de tiempo y energía pero es mejor tomarse este tiempo para ti misma para conseguir tu objetivo. Pídele ayuda a tu pareja y cocina platos rápidos y sencillos en porciones más grandes para poderlo congelar.

4. Evita picar entre horas

A las mujeres que están dando el pecho se les permite consumir 500 kcal más al día. A muchas madres les gusta comer barras de chocolate y similares como tentempié entre comidas. Evita el picoteo entre horas a toda costa si quieres deshacerte de los kilos ganados durante el embarazo. A menudo se subestima el contenido calórico de las barritas energéticas. ¡Mira la información nutricional! Es mucho mejor comer bocadillos saludables, yogures naturales con fruta, palitos de verduras o un sándwich.

5. Haz ejercicio regularmente

Muy pocas mujeres tienen tiempo para ir al gimnasio despues de dar a luz. No obstante, no es necesario que corras al gimnasio para acelerar la pérdida de peso después del embarazo. Iniciar un curso de regresión de unas seis semanas después de dar a luz es lo mejor para empezar a fortalecer los músculos del suelo pélvico. Pero primero debes preguntarle a tu ginecólogo si estás lista para hacer deporte. De lo contrario, puedes hacer ejercicio de bajo impacto como, por ejemplo, dar paseos más largos con tu bebé todos los días.

Si el bebé es un poco más grande y te apetece hacer deporte, puedes compaginarte con tu pareja para encontrar un hueco para ir a correr o al gimnasio e, incluso, practicar deporte en casa con rutinas de ejercicio que puedes encontrar en internet. Puedes hacerlos en el comedor frente al televisor o al ordenador a cualquier hora del día.

6. Crea un espacio para relajarte

El niño finalmente se ha dormido: ahora es el momento de limpiar, lavar, ordenar... Por supuesto que quieres usar este tiempo para esto pero es mucho mejor para ti sentarte en el sofá para relajarte unos minutos.

El estrés está totalmente desaconsejado si quieres perder peso. Si hay constantemente hormonas del estrés en tu cuerpo, se almacenará más grasa en tu estómago y eso es exactamente lo que quieres eliminar. Así que haz descansos regulares para relajarte y tómate un tiempo para ti misma... Los kilos irán desapareciendo poco a poco.

7. Intenta dormir lo máximo posible

Los dulces proporcionan energía rápida y por eso recurrimos a ellos cuando estamos muy cansadas. Muchas mamás primerizas comen muchos dulces durante el embarazo y, por ello, tienen muchas dificultades después para perder peso. Es mejor no tener grandes cantidades de dulces en casa para evitar tentaciones.

Lo que es aún más importante que esto: trata de dormir lo máximo posible. Sabemos que es difícil con un bebé pero hay que intentarlo. No importa si tienes otras cosas que hacer, el descanso es lo que más te va a ayudar a perder peso.

Marila Barrantes
Forum & Social Media Manager en enfemenino. Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y postgraduada en Comunicación Digital y Social Media, ha centrado su carrera profesional en estrategia digital en …