Inicio / Belleza / Tratamientos / 4 pasos imprescindibles para mimar tu pelo y tu piel esta primavera

Belleza

4 pasos imprescindibles para mimar tu pelo y tu piel esta primavera

por Elvira Sáez Creado en 21 de mayo de 2019
© Unsplash

¿Tu piel y tu pelo necesitan cuidados extra tras el invierno? Te damos las claves para que los mimes durante la primavera y recuperen toda su vitalidad.

Artículo elaborado por Carmen Díaz, directora del centro Germaine Goya, centro exclusivo de Germaine de Capuccini en Madrid.

El invierno aún se deja sentir en el cabello, el rostro y la piel reseca, un tanto descuidados por el viento, el frío, la lluvia y los ambientes secos derivados del uso de las calefacciones. Pero en primavera siempre se renuevan las ganas de estar perfecta y verse mejor.

Esta estación despierta y promueve nuestras ganas de cuidar nuestro aspecto estético ya que el sol y los días de clima más agradable nos incitan a sentirnos mejor. Es fundamental en estos meses de primavera, cambiar las trucos de belleza que hemos llevado a cabo durante el invierno y preparanos para el verano.

Todas sabemos, que no es lo mismo cuidar tu piel en invierno que en primavera, ya que factores como la temperatura y la humedad son los que deciden qué rutina de belleza vamos a implementar para lucir radiantes todos los días.

La primavera es la época del año que más cambios trae, y con ello tu cabello y tu rostro también lo nota. ¿Sabes cómo prepararte para este nuevo cambio de estación?

Video por Carla Dominguez


1. Sanea el pelo


Un corte de pelo o un tratamiento de reparación e hidratación son alguna de las formas que tienes para verte más guapa. El frío de estos meses daña mucho el cabello, por lo que debemos realizarnos de vez en cuando este tipo de tratamientos.

Pero si lo que quieres es que tu pelo luzca mucho más brillante y sano, puedes aplicar una mascarilla hidratante y dejarla actuar al menos media hora. Aplica un poco de calor para que su efecto se acentúe, y después aclara con agua. Antes de utilizar el secador o las planchas, recuerda proteger tu cabello con algún protector de calor, y conseguirás minimizar los daños.

Los ingredientes más recomendados son los polímeros voluminizadores y activos filmogénicos que engrosan cada cabello para que, en conjunto, la melena gane volumen y vitalidad. Los micro-aceites y ceramidas, para mejorar el aspecto de la cutícula y activos nutritivos como el germen de trigo. El aceite de almendras, la alantoína y la glicerina, son especialmente recomendados para los cabellos más secos.

2. Evitar productos potencialmente hidratantes


Los efectos indeseados de la alergia e irritaciones no se limitan a estornudos, narices irritadas y ojos llorosos. El cutis también se muestra hipersensible y reacciona de forma exagerada ante cualquier estímulo, incluídos los productos de tratamiento habituales, por lo que conviene adoptar medidas de protección y prevención.

Evita los productos potencialmente irritantes y optar por cosméticos hipoalergénicos y suaves que no alteren el equilibrio cutáneo. Los vaporizadores de agua termal sirven para rociar sobre los rostros irritados. Su contenido en minerales y activos calmantes ayuda a relajar y descansar hasta las pieles más alteradas.
Estos sprays ayudan a eliminar los restos de producto y abrir los poros sin producir esa tirantez a la que tienden las pieles secas y que suele agravarse con los cambios primaverales.

Usa mascarillas limpiadoras, porque es la forma más sencilla, cómoda y rápida para renovar la piel de nuestra cara. Al retirarla notaremos la piel más relajada, sin manchas y sin impurezas.

3. Tez bronceada


En cuanto empieza a aparecer una gota de sol nos entran las prisas por lucir piel bronceada. Esto lleva su tiempo, y por eso lo mejor es usar polvos bronceadores, para darle color a nuestra piel ahora que empieza a apretar los rayos de sol.

El polvo bronceador está pensado para imitar un tono de sol de una forma natural. Es bastante frecuente pensar que solo aquellas personas que tienen un tono de piel más claro pueden llevar bronceador pero en realidad, también aquellas que tienen la piel más propensa a broncearse pueden aprovechar sus beneficios.

Aplicar polvos bronceadores de forma incorrecta tiene un efecto bastante negativo en el aspecto del rostro. Hay que tener en cuenta que su tono suele ser más oscuro que nuestro tono de piel, por tanto, abusar de él en cantidad daría un resultado poco natural.

Prepárate para la primavera, para el color verde, para la luz, para los brotes, para las flores, para sentir la energía vibrante y expansiva que se respira en la naturaleza, para sentir la vitalidad de los brotes que con fuerza empiezan a adornar la dulce apariencia de los árboles.

4. Despídete de los pies secos

La época de botas ha llegado a su fin y aparecen de nuevo las sandalias. Una vez que elimines los calcetines gruesos y dejes ver unos pies descalzos, es probable que necesites darles un poco de cariño para que vuelvan a su antiguo esplendor.

Por eso es importante que empieces a mimarlos para que luzcan perfectos en primavera. Empieza remojando tus pies en agua tibia para suavizar la piel. Vierte algunas sales de Epsom en el agua y unas gotas de aceite esencial de lavanda para un tratamiento relajante.

Una vez que tus pies estén limpios y secos, humedécelos con un poco de crema para pies, centrándote en los puntos dónde pasas la lija (los talones y la planta del pie). Ya no tendrás excusa para no lucir unos pies bonitos y bien cuidados durante toda la primavera. Crea una mejor apariencia durante esta primavera. Con dedicación y esfuerzo es posible lograr el cambio de imagen deseado para verse y sentirse mejor.

Descubre: Todos los secretos de belleza de la familia real británica
¿Que trucos siguen las mujeres de la realeza británica para estar siempre ideales? © Getty

Y además:
La rutina de belleza perfecta para los domingos
Mascarillas faciales: mucho más que limpieza e hidratación en tu rostro
Que la primavera no pase factura en tu piel: tratamientos para el buen tiempo

por Elvira Sáez