Inicio / En forma / Dietas / Cómo eliminar la ansiedad cuando haces dieta: ¡adelgaza sin pasarlo mal!

© iStock
En forma

Cómo eliminar la ansiedad cuando haces dieta: ¡adelgaza sin pasarlo mal!

por Redacción enfemenino Publicado en 22 de agosto de 2017
317 compartidos

Son varias las situaciones de estrés a las que nos enfrentamos en nuestra vida diaria. El trabajo, la rutina del hogar, los niños, los estudios... Sea cual sea tu mayor quebradero de cabeza, si ahora que las vacaciones se terminan tu propósito es adelgazar y te da preocupa pasarlo mal o perder los nervios, estos consejos pueden ayudarte.

¿Te has propuesto adelgazar después de las vacaciones? A veces, ese intento de perder algunos kilitos se suele convertir en la peor de nuestras pesadillas y sumarse a todas las situaciones de estrés a la que estás sometida normalmente. ¡Pues eso se acabó! Sigue nuestros consejos para tomarte tu dieta con calma.

Son muchos los que asocian dieta y ansiedad, pero tranquila, no tienes por qué sufrir con tu dieta. Recuerda que cada mujer tiene un ritmo para adelgazar y que, sin duda, hay algunos alimentos y trucos que te ayudarán a reducir la ansiedad y a conseguir mantener una alimentación sana para ponerle tu mejor sonrisa a esta vuelta a la rutina. Si quieres adelgazar de forma fácil, segura y sin esfuerzo, este es tu artículo.

¿Por qué la dieta nos provoca ansiedad?

Si estás siguiendo una dieta para adelgazar no deberías sufrir ansiedad ya que el especialista ha pensado en las necesidades de tu cuerpo. Pero no te preocupes, muchas veces es normal y tiene una explicación. No sentimos ansiedad a nivel físico sino más bien, a nivel psicológico. Cuando dejamos de ingerir hidratos de carbono y azúcares en la cantidad que lo hacíamos antes de empezar la dieta, nuestro cerebro se encapricha con ciertos alimentos y por eso, la dieta nos causa ansiedad.

Por este motivo, posiblemente, tengas momentos bajos en esta vuelta a la rutina y quieras comer alimentos prohibidos como los dulces o algunos productos con exceso de grasas. Piensa que tú eres más fuerte y que tienes que poder controlar tu cerebro porque, por lo general, ante estas situaciones, nuestro estómago sí está saciado.

La serotonina es la clave

En situaciones de ansiedad, necesitamos un plus que de alimentos que contengan triptófano, un aminoácido esencial regulador de los niveles de la serotonina que, como bien sabes, es la "hormona del placer" y la "hormona del humor."

Como habrás adivinado, es complicado que te sientas bien haciendo dieta si los niveles de serotonina de tu cuerpo son bajos. ¿Y qué alimentos ricos en triptófano te van a ayudar a aumentar estos niveles? Los lácteos. Leche, queso, requesón y también los plátanos y los frutos secos contienen triptófano, por lo que es necesario que los añadas a tus comidas si sufres ansiedad. Puedes ayudarte de lácteos desnatados: leche, yogures con frutas, etc.

En el caso de los frutos secos, te recomendamos que consumas 4 o 5 nueces diarias en tus días más duros. Te aportarán magnesio y serán un apoyo imprescindible para superar la ansiedad que te provoque la dieta.

Un básico: los alimentos integrales

Posiblemente, notarás la mayor ansiedad en tu dieta en las horas previas a las comidas más contundentes. Pero, ¡no puedes decaer! Aunque debes seguir las indicaciones del especialista para el aperitivo de media mañana y para la merienda, te recomendamos que preguntes si podrías incluir alimentos integrales.

Los cereales tienen una gran capacidad para saciar nuestro apetito. Puedes probar, por ejemplo, con una barrita de cereales. O, si no te gustan, una buena opción es incluir en tu yogur desnatado la fruta que desees y algún tipo de semillas como las de chía, por ejemplo.

Incluso en otras comidas como el desayuno, puedes incluir tostadas de pan integral que te ayudarán a calmar tu apetito y tu sensación de ansiedad. O, en las comidas más fuertes, probar por ejemplo con algún tipo de pasta o arroz integral. Recuerda también la importancia del consumo de fibra en una dieta, y por si no conoces todos los alimentos ricos en fibra, aquí te los dejamos.

Beber agua es imprescindible

Uno de tus mantras en estos días de dieta debe ser: ¡AGUA, AGUA, AGUA! Si es imprescindible cuando no estamos haciendo dieta, lo es más aún cuando estás en ello. Por eso, beber como mínimo un litro y medio diario es fundamental.

Además, beber un vaso de agua diez minutos antes de la hora de comer te ayudará a llegar con menos ansia a la hora de la comida y ayudará a tu cuerpo a metabolizar las grasas que consumas en esa ingesta. Recuerda que cuanto más agua bebas, más fácil será para tu cuerpo expulsar todo aquello que le sobra.

Aunque seas propensa a la retención de líquidos, no te preocupes por beber agua durante la comida. De hecho, notarás el efecto saciante y sentirás la sensación de estómago lleno más rápidamente.

Casos extremos: permitido el chocolate

Espera, no te lances todavía hacia esa ansiada onza de chocolate que deseas desde que comenzaste la dieta. Como sabes, hay tipos de chocolate, como por ejemplo el chocolate negro, que no engordan y que, por lo tanto, puedes consumir para calmar tu ansiedad.

Si eres una fanática del chocolate, posiblemente hayas sufrido ansiedad al no poder comerlo durante estos días. Y cuántas veces habrás escuchado que debes olvidarte del chocolate mientras haces dieta. Siempre hemos caído en el error de pensar que engorda. En realidad, el chocolate tiene cualidades antioxidantes, antinflamatorias y antitrombóticos, lo cual previene la obesidad.

Eso sí, todo en su justa medida. Ya sabes que la moderación es la clave de muchas dietas y que tengas vía libre para comer alguna onza no quiere decir que olvides que sigues con ella y debes omitir otros dulces. La youtuber Alziur te cuenta sus trucos para comer mejor, ¡seguro que pueden ayudarte en esos momentos en los que quieres atracar la nevera!

Desde el lejano Himalaya: bayas de goji

Ya hace más de 5.000 años que chinos y tibetanos utilizaban estos pequeños frutos que ayudan a mejorar las funciones hepáticas, la vista y, como ellos mismos pensaban, es un antioxidante natural que promueve la longevidad.

Se trata de uno de los alimentos más ricos en nutrientes que nos puede dar la naturaleza con un amplio abanico de fitonutrientes, antioxidantes y vitaminas. Por si todo esto fuese poco, las bayas de goji tienen también una capacidad saciante que te ayudará a calmar tu ansiedad durante estos difíciles meses de dietas.

Hay diversas formas de incluir esta planta en tu dieta: por ejemplo, puede ser en un té, en un batido de frutas, espolvoreándola encima de frutos secos o cereales o, si eres una 'cocinillas', podrás introducirla en la masa de tu propio pan.

No son recomendables para personas que tengan colesterol alto o padezcan diabetes, así que consulta con tu médico antes de comenzar a ingerirlas porque pueden resultar dañinas para tu organismo en alguno de estos casos.

Búsqueda del equilibrio

No solo tienes que pensar en qué puedes comer o en los alimentos de los que debes prescindir, es importante que aprendas otros medios para evitar los momentos de ansiedad que pueden surgirte en esta dieta que inicias ahora.

Te proponemos que no dejes de lado la práctica de deporte. No solo se trata de mantenerse en forma, sino también de poder relajarte y olvidarte de la ansiedad mediante el ejercicio. Por ejemplo, quizás es el momento de que busques alguna clase de yoga o pilates o cualquier deporte que exija un equilibrio entre cuerpo y mente. Te enseñarán técnicas de relajación y de respiración que, sin duda, te ayudarán a librarte de la ansiedad.

Si de todas formas necesitas sacar fuera tus frustraciones con un deporte que implique mayor fuerza física, el aerobox o algún deporte similar puede ser la mejor alternativa para ti. O si no escoge alguno de nuestra lista, ¡seguro que hay uno perfecto para ti!

Deja que el genio creativo llame a tu puerta

En muchas ocasiones, la creatividad puede ser la salida perfecta a la ansiedad. Poner todo tu empeño en dibujar, pintar o cualquier otra actividad artística manual, puede ser la forma perfecta de mantener tu cabeza ocupada y no sentir esa ansiedad del fin de las vacaciones.

No hace falta que seas Frida Kahlo para que eches fuera todo ese genio creativo que te acompaña. Si la pintura o el dibujo no son lo tuyo, siempre puedes buscar otras actividades que te motiven. Quizás podría ser el patchwork o hacer tus pinitos en cualquier otro ámbito de la costura. ¡Arriba la imaginación!

Date algún capricho

Como ya te hemos contado, la ansiedad cuando estamos haciendo dieta se genera porque nuestro cerebro se encapricha con un alimento que no podemos comer y nos hace creer que necesitamos comida cuando en realidad ya hemos saciado nuestro apetito.

Lo mejor que puedes hacer es dedicarte a esos pequeños vicios que no hacen daño a nadie y que mantendrán tu cabeza ocupada: puedes pasar el día de compras con tus amigas, dedicar una tarde a ponerte guapa en la peluquería, organizar planes con tu pareja, leer un buen libro durante horas, pasar un día en el campo... Cualquiera de estos planes apetecibles pueden ayudarte a liberar tensiones y olvidarte de la ansiedad.

Y para picar entre horas sin saltarte la dieta lo mejor es recurrir a alimentos bajos en calorías. Para ayudarte con eso tenemos esta lista de 50 alimentos perfectos para tomar entre horas. ¡Son sanos y deliciosos!

Y además:
¿Sabes elegir un restaurante cuando estás a dieta?
¡Aumenta tu autoestima! Los beneficios del deporte sobre tu estado de ánimo

por Redacción enfemenino 317 compartidos

Puede interesarte