Inicio / En forma / Bienestar / 28 hábitos de vida que debemos tener a partir de los veinte

© iStock
En forma

28 hábitos de vida que debemos tener a partir de los veinte

por Redacción enfemenino Publicado en 17 de julio de 2017
1 253 compartidos

La veintena es una edad perfecta para comenzar a fijar unos buenos hábitos de vida: cuidarnos físicamente, mimar nuestras relaciones sentimentales, sacar tiempo para nuestros hobbies y para nosotras mismas... Toma nota de nuestros consejos y aplícalos. ¡Te sentirás mejor y serás más feliz!

1. Alegra el día a alguien

A todas nos gusta que nos reconozcan el trabajo bien hecho, ¿verdad? Pues a los demás también. Felicita a algún compañero de trabajo por alguna labor bien realizada o dile a tu hermana lo guapa que sale en su última foto de Instagram. ¡Arriba las buenas vibraciones! Y qué mejor forma que hacer feliz a otra persona que con las mágicas palabras "te quiero". Sí, el amor es el único lenguaje que se habla en todos los países, así que aprende a decirlo en diferentes idiomas... ¡Nunca se sabe!

2. Mantén una posición recta

Seguro que no te gustaría padecer dolores y molestias en la espalda cuando seas un poco más mayor. A nosotras tampoco. Por eso te recomendamos mantener siempre una posición recta. Si estudias y tienes que estar todo el día sentada en un escritorio o trabajas delante de un ordenador, mantén la cabeza alta y la espalda recta. ¡Te aseguramos que lo agradecerás toda la vida!

3. ¡Nunca olvides desmaquillarte!

Vale, sabemos que muchas veces sales de trabajar y llegas a casa muerta y a las tantas de la noche y lo único que te apetece es meterte en la cama y dormir. Error. Antes de dormir siempre tienes que desmaquillarte. Cógelo por costumbre, total, sólo son cinco minutos más y tu piel lo agradecerá eternamente.

4. Cepilla tus dientes tres veces al día

Seguro que a ti también te han insistido desde el cole en que hay que cepillarse los dientes mínimo tres veces al día. Vale, de pequeños hacíamos caso omiso a esto, solo nos los cepillábamos si nos pillaba nuestra madre. Pues a partir de los veinte se acabó. Mantén la limpieza bucal a rajatabla. ¡Con la dentadura y las encías no se juega!

5. Disfruta de un buen libro y de una buena película al mes

La definición de "buen" libro es relativa y podríamos generar un largo debate. Muchas de nosotras somos más de novelas románticas o de ciencia ficción. Pero intenta leer una obra literaria reconocida una vez al mes, ya que ampliará tu cultura y tu forma de ver la vida como no te imaginas. El resto de libros a tu elección. ¡Para gustos los colores!

Y tampoco te olvides del cine, nada como darle un repasito a la cartelera para estar enterada de los últimos éxitos del séptimo arte. Pero eso sí, no te olvides de los clásicos. Nuestra galería con las mejores y más premiadas películas de la historia del cine te hará la boca agua. Luces, cámaras y ¡acción!

6. Expresa tu enfado

Nunca te guardes nada para ti. Los problemas en el trabajo, en casa, con tu pareja o con tu familia no hay que dejárselos dentro. Habla de ello con calma y respeto y si te frustras mucho, ¿por qué no te apuntas a una clase de artes marciales? Es la solución perfecta para mantener el estrés a raya.

7. Llama a tus padres todas las semanas

Cuando pasas los veinte te das cuenta de que te estás haciendo mayor. A la vez que envejeces tú, envejecen tus padres. Seguro que para entonces, una vez pasada la etapa de adolescente, te habrás dado cuenta de que el tiempo es oro y hay que aprovecharlo al máximo a su lado, pues nadie te va a querer como ellos. Visita a tus padres a menudo, y si vives fuera, una llamadita telefónica o, más barato aún, vía Skype no cuesta tanto, ¿no? ¡Qué sepan que les quieres!

8. Reír alarga la vida

La risa es la mejor medicina. Está probado científicamente que reír mejora el estado de ánimo. Trata de encontrar la parte graciosa de cualquier cosa que te rodea y ríe, ríe sin parar. Con tus amigos, con tu pareja, con tu familia. ¡No pares de reír!

9. Haz deporte regularmente

Mantener cuerpo y mente sanos es vital para ser feliz. Realizar a menudo un poco de ejercicio, hará que te sientas mejor en todos los sentidos. Tampoco hace falta que te mates a correr en una media maratón, haz ejercicio en la medida de lo que puedas, sin forzar. Sí, sabemos que despertarte con el ánimo a tope para comenzar el día haciendo ejercicio, es duro, pero ¿qué mejor que una buena canción para sentir que puedes con todo? Puede que ya tengas tu propia lista de reproducción para hacer ejercicio, pero por si acaso, échale un ojo a nuestra selección. ¡Motivación al poder!

10. Limpia

Vale, no es que limpiar nos entusiasme, pero realizar una limpieza a fondo en casa al menos una vez por semana es uno de los mejores hábitos que puedes tener en tu rutina diaria. Pon especial atención en limpiar el baño y la cocina. Pero todas las semanas, ¡no vale hacerlo sólo cuando van a venir invitados! Si lo tomas por costumbre, te sentirás más a gusto que nunca en tu propia casa.

11. Voluntariado

No hay nada mejor que ayudar a los que más lo necesitan. Realiza al menos una vez al mes un acto de voluntariado, alguna labor social. Puedes asistir a un refugio de animales, a algún comedor social o a un centro de mujeres con problemas. ¡Te lo agradecerán!

12. Mimos para ti

Pues eso, que también toca de vez en cuando mimarse a una misma, ¿no? Guarda unos minutos a la semana para dedicarlos a darte masajes, un relajante baño con sales o a realizar cualquier truco de belleza casero. Cuídate, te sentirás mejor.

13. ¡Bebe batidos!

Deja alguna vez el café a un lado y prueba con los batidos. Vale, algunos llevan demasiado azúcar y no hay que abusar de ellos, pero prueba con batidos más saludables con ingredientes naturales. Hay miles de combinaciones, así que seguro que das con más de uno que te apasione. Deliciosos y buenísimos para la salud.

14. Duerme bien. ¡Imprescindible!

¿Vas dando cabezadas en el metro? ¿Te entra sueño frente al teclado del ordenador? Se acabó. Ponte un horario para dormir siempre las mismas horas. El descanso es muy importante e imprescindible para la salud. Si tienes problemas para conciliar el sueño, prueba a escuchar música relajante o a darte un baño antes de ir a la cama. Además, también existen suplementos vitamínicos ricos en triptófano, que te ayudarán a dormir como un bebé.

15. Cocina un plato saludable

Vale, puede que no te guste mucho cocinar y que cuando llegas a casa lo que menos te apetece es ponerte a preparar un plato tradicional. Pero, ¿vas a estar toda la vida tirando de comida precocinada? No solo suelen llevas más calorías que lo natural sino que además no son muy buenas para la salud. Pide a tu madre un libro de recetas sanas y rápidas. Es el momento y lo sabes.

16. Practica sexo con frecuencia

Si tienes pareja, el sexo es clave para mantener la chispa. ¡Practícalo a menudo! Si por el contrario estás soltera, tampoco hace falta que te busques al primero que pilles si no quieres: ¡prueba a darte placer tú misma! Esto no solo te ayudará a conocerte mejor sino que tiene unos cuantos beneficios.

17. Saca tiempo para tus amigas

La pareja, el trabajo, la familia... a veces hacen que dejemos a los amigos a un lado. ¡No hay mayor error que ese! Los amigos son para siempre y siempre hay tiempo para ellos. ¿La mejor solución? Una noche de chicas. ¡A darlo todo! Además, hay cantidad de temas que no hablarías con otras personas, viajes que sólo harías con ellas, y secretos que nadie más conoce. Seguro que has repetido más de una vez alguna de las frases de esta galería. ¡Grábatelas!

18. Controla tus gastos

Mantén un control de tus cuentas bancarias a menudo. No derroches en caprichos innecesarios. Y si ves que un mes se te ha ido de las manos en las tiendas de ropa, ya sabes, a ahorrar... ¡Así podrás pegarte unas buenas vacaciones este verano!

19. ¡Networking!

Tener contactos útiles es el mejor camino para avanzar y triunfar en el mundo laboral. Acude una vez por semana a actos o eventos relacionados con tu trabajo. ¡Nunca sabes con quién te puedes encontrar!

20. Dedica tiempo a tus hobbies

Pintar, escribir, bailar, hacer crucigramas, ver la tele... Todas tenemos nuestras aficiones. Dedica tiempo para realizar alguna de ellas. Una de las claves para ser feliz es tener tiempo para esos pequeños placeres que a lo mejor no compartes con mucha gente, pero que te encanta realizar siempre que tienes un hueco.

21. Planea unas vacaciones de ensueño

¿Te gusta viajar? Si ya has terminado la Universidad, donde seguro que viajaste a Cancún o Punta Cana, puedes ahorrar un poco y ampliar tus destinos. ¿Nueva York? ¿Tailandia? Escoge destino, después acompañante y propóntelo. Ahorra para poder disfrutar. Viajar siempre es una buena forma de conocerse a uno mismo y a la persona con la que viajas. Si eres más aventurera, disfrutarás de lo lindo viajando sola o haciendo una ruta de mochilera, pero si lo que tienes en mente es un romántico viaje con tu pareja, échale un ojo a estos lugares idílicos donde podréis perderos.

22. ¡Hidrata tu piel!

Hay que ser realistas: la piel que teníamos a los 18 años no va a volver. A partir de los 30 comienzan a salir las primeras arrugas y las manchitas en nuestra piel. Por eso hay que empezar a cuidarla desde los 20 años o incluso antes. Compra la crema hidratante que mejor se adapte a tu tipo de piel y utilízala todos los días. ¡Nos lo agradecerás!

23. Limpieza de amigos

Suena duro, sí. Pero llegó el momento de darse cuenta de quiénes son realmente tus verdaderos amigos y quiénes no. ¡Decide a quién necesitas en tu vida! Aligerar la agenda de compañías que no necesitas siempre viene bien. Olvídate de compromisos con los que no estés a gusto, y céntrate en quiénes de verdad se merecen tu tiempo.

24. Protégete del sol

Una vez más: nuestra piel no va a estar siempre igual de radiante que ahora. Vale, todas queremos ponernos morenas y sentir el verano en nuestra piel, pero si vas a tomar el sol hay que hacerlo con precaución, ya que puede causar grandes daños a tu piel. Elige un protector solar adecuado a tu tipo de piel y nunca, nunca salgas sin él.

25. Beber y comer con moderación

Con el paso de los años tenemos que empezar a beber y a comer con moderación. ¿Qué te vas de cañas con tus amigas? Pues en vez de tres, toma una. ¿Qué tienes que estudiar y a media tarde te entran ganas de comerte un paquete entero de galletas? Elige un yogur. ¡Ante todo vida sana! Y si no sabes cómo empezar a comer sano, siempre puedes tomar inspiración con estas sabrosas recetas de ensaladas.

26. Bebe más agua

El agua es esencial para nuestro cuerpo. Ayuda a eliminar toxinas, contiene nutrientes y nos mantiene hidratados. Intenta sustituir los refrescos azucarados por el agua. Suena a tópico pero es la verdad: ¡beber dos litros de agua al día es ideal!

27. Medita

Muchas veces en nuestra vida estamos tan preocupados de millones de cosas que no nos paramos a tomar aire y a pensar. Busca un lugar relajante y dedica tiempo a meditar. ¡Lo agradecerás!

28. Visita museos

Aunque de entrada puede parecerte pedante, le cogerás el gusto en muy poco tiempo. Siempre hay miles de exposiciones que ver, bibliotecas que visitar y museos escondidos que conocer. Sola o acompañada, eso no importa. Si comienzas a dedicarle algo de tiempo a ampliar tus conocimientos, no sólo enriquecerás tus temas de conversación y conocerás gente, sino que a la larga te crearás una mirada más crítica.

Y por último... ¡sigue estos consejos para tener una salud de hierro!

Y además:
14 hábitos saludables para ser más feliz
¡Cuídate! 20 consejos saludables para vivir más y mejor

por Redacción enfemenino 1 253 compartidos

Puede interesarte