Inicio / En forma / Ejercicios / ¡Basta de misiones imposibles! 3 claves para aprender a perder calorías

© iStock
En forma

¡Basta de misiones imposibles! 3 claves para aprender a perder calorías

por Redacción enfemenino Publicado en 8 de marzo de 2015

Todo sobrepeso se debe a un desequilibrio del balance energético, debido a que los aportes son superiores a los gastos del organismo. Para adelgazar, es necesario no solo reducir los aportes gracias a una mejor alimentación, sino también aumentar los gastos calóricos. ¿Quieres saber cómo conseguirlo?

Si estás preocupada por tu silueta y quieres lucir un cuerpo 10 este verano, has de saber que perder peso no es tan difícil como parece. ¡No desesperes antes de tiempo ni tires la toalla! Puedes lograr deshacerte de esos kilitos de más, atendiendo a unos sencillos pasos que te permitirán quemar más calorías de las que consumes.

Yogurt con frutos rojos © iStock

1. Aumentar el metabolismo de base


El metabolismo de base corresponde a lo que el organismo quema en reposo, es decir, la energía necesaria para la vida fundamental de las células, los movimientos respiratorios, los latidos del corazón, y el mantenimiento del tono inconsciente. Varía considerablemente según los individuos, en función de la edad, la altura o incluso el sexo, pero no solo por estos factores. Existen diversas formas de aumentar tu metabolismo de base:

  • Desarrollando su masa muscular: Al contrario que con la grasa, el músculo permanece activo en reposo. El mantenimiento de los tejidos contráctiles consume mucha energía. El estado de contracción mínimo del músculo, llamado “tono”, también necesita bastantes calorías. He aquí por qué es preferible asociar la musculación pura a esfuerzos de resistencia cuando se desea aumentar el metabolismo de base.

  • Comiendo: Cualquier proceso de digestión pone al organismo en marcha, luego exige un gasto energético. Esto podría, en parte, explicar que las personas que hacen de 4 a 5 pequeñas comidas al día en lugar de 3 abundantes tengan tendencia a estar más delgadas. ¡Un tentempié a las 11h y otro a las 16h no son en sí mismos una mala idea! Eso sí, siempre que sean equilibrados, como un producto lácteo o fruta.

  • Exponiéndose a variaciones de temperatura: La célula humana solo puede vivir de forma prolongada entre 36 y 41ºC. Cuando se expone a climas más fríos, y también más calientes, el organismo quema de manera natural calorías para mantener su temperatura interna estable a pesar de las variaciones externas.

  • Estresándose: En algunas personas, un estado nervioso pronunciado favorece la combustión energética. Pero ¡cuidado con alegrarse demasiado rápido!, el estrés es para la gran mayoría sinónimo de aumento de peso.

  • Durmiendo: Está demostrado, ¡la falta de sueño hace engordar! Cuando dormimos, el organismo pone en marcha todo un proceso de regeneración de células que implica una combustión calórica.

  • Seleccionando los alimentos: Encargados del mantenimiento de la masa muscular, las proteínas (carne, pescado y huevos) implican un importante gasto energético durante la digestión: de 20 a 25 Kcal por cada 100 Kcal. Del mismo modo, algunos excitantes aumentan los gastos, pues cada taza de café tomada incrementa en un 15% los gastos energéticos las horas siguientes. Por último, los alimentos crudos y fríos, más difíciles de digerir, exigen también un aumento de esfuerzo del organismo. A continuación te mostramos una selección de los superalimentos más saludables y eficaces para una dieta.

2. Favorecer la actividad física


Ya se trate de ir a comprar el pan a pie o de pasar el aspirador, cualquier esfuerzo físico, aunque sea mínimo, provoca un gasto calórico. A continuación te mostramos unos cuantos ejemplos en cifras:

  • Pasar la máquina cortacésped durante 30 minutos = 300 Kcal
  • Pintar las contraventanas durante hora y media = 450 Kcal
  • Ir de compras durante 3 horas = 641 Kcal
  • Hacer el amor durante 30 minutos = 250 Kcal
  • Subir las escaleras durante 15 minutos = 130 Kcal
  • Pasar el aspirador durante 30 minutos = 150 Kcal
  • Pasar el trapo del polvo durante 30 minutos = 130 Kcal
  • Planchar durante 1 hora = 130 Kcal
  • Cambiar los muebles de sitio durante 45 minutos = 280 Kcal
  • Caminar a diario = entre 180 y 250 Kcal/h

3. Hacer deporte


El deporte se convierte en el mejor aliado para una dieta, pues mantener una alimentación saludable y equilibrada, junto con una actividad física diaria, te permitirá perder esas calorías que nos resultan tan molestas. Cualquier deporte implica un gasto energético más o menos importante:

  • El patinaje = entre 500 y 750 Kcal/h
  • El running = alrededor de 550 Kcal/h
  • Los deportes de raqueta (bádminton, tenis, squash) = 500 Kcal/h
  • El fitness (step, aerobic) = de 300 a 600 Kcal/h
  • La bicicleta = de 300 a 600 Kcal/h. Depende de la velocidad, del terreno, de las condiciones meteorológicas...
  • La natación = 300 Kcal/h


Y además:
¡Di adiós a las grasas de una vez por todas! Los 5 métodos infalibles para conseguirlo
¡Luce un cuerpo 10 este verano! Tienes 10 dietas infalibles para conseguirlo

por Redacción enfemenino

Puede interesarte