Inicio / En forma / Salud / Perder la barriga sin perder la cabeza: 8 consejos muy sensatos para conseguir un vientre plano

Perder la barriga sin perder la cabeza: 8 consejos muy sensatos para conseguir un vientre plano

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 23 de junio de 2015

Si eres capaz de llevar a cabo el punto 7, todo irá bien.

Ya está, ya ha sucedido. El verano ya ha llegado y tú con los malditos complejos por no haber conseguido un vientre plano. Pues bien, aunque no nos gustan los complejos, lo cierto es que es normal querer mejorar nuestra anatomía y ver la mejor versión de nosotros mismos cuando nos miramos al espejo. Es por ello por lo que si te has propuesto perder la barriga en tiempo récord, te recomendamos seguir estos 8 consejos para conseguir un vientre plano de forma saludable y definitiva. Eso sí, no busques milagros, esto va a requerir de un poco de compromiso por tu parte... ¡Allá vamos!

1. Vivan los diuréticos

Si notas la barriga hinchada de forma continuada, es probable que sufras retención de líquidos. Esto se manifiesta también en otras zonas del cuerpo, como las piernas, pero a veces se acentúa en la zona de la barriga, donde la molestia y la pesadez que sentimos es mayor. Para disminuir la retención de líquidos, la alimentación va a ser tu gran aliada. Prueba con estos 15 alimentos, ¡notarás la reducción de tu abdomen!

¿Y cómo debes tomar estos alimentos? Por ejemplo, puedes hacer un caldo de apio y cebolla e ingerirlo antes de la comida, tomar sandía en ayunas, o una refrescante ensalada con lechuga y cebolla. Si te decantas por los espárragos evita echarle mayonesa, de igual forma que si eliges la berenjena no es muy recomendable hacerlo en su versión rebozada. La clave para que tengan el mayor efecto posible sobre tu retención de líquidos es comerlo sin demasiado aditivo ni en recetas muy elaboradas. Por último, en el caso del las infusiones, te recomendamos las de extracto de abedul, hinojo, ortiga o diente de león. O el té verde, ese milagroso alimento.

2. Agua, agua, agua

Sea para lo que sea, reivindicamos hasta la saciedad los beneficios del agua. Pero no lo decimos por decir. Está probado que beber mucha agua (unos 2 litros diarios), no solo es beneficioso para evitar la retención de líquidos sino que también ayuda a la digestión, evita el estreñimiento, contribuye por su efecto saciante a comer algo menos y, por lo tanto, a perder peso... Es decir, que si quieres eliminar la tripa y conseguir un vientre plano, no te olvides de la bendita agua.

3. Mastica mucho la comida

Otro consejo que te ayudará a perder un poco de barriga y notar tu vientre más plano es masticar bien la comida. ¡La digestión empieza en la boca! Mastica bien los alimentos hasta que estén completamente triturados y traga después. Si no estás acostumbrada, prueba a comer con la tele apagada, de manera que puedas concentrarte en tu plato y contar cada vez que masticas. Puede que te parezca una tontería, pero ingerir así los alimentos ayuda a tu estómago a hacer menos trabajo en la digestión, lo que evita la pesadez, los gases y la hinchazón. Y, por otro lado, comer despacio te ayuda a saciarte antes, ya que comes más tranquila y con menos ansiedad.

4. Modera la ingesta de azúcar y de sal

No pretendemos que comas todo soso o que prescindas de los dulces, pero moderar su consumo es una buena forma de tener un vientre plano. ¿Por qué? En primer lugar, si no tomamos azúcar mantendremos los niveles de insulina bajos y el glucagón alto. El glucagón es la hormona encargada de transformar en energía las grasas del vientre, por lo que mantener sus niveles altos (a base de limitar el consumo de azúcar) será de gran ayuda para perder algo de barriga.

Respecto a la sal, esta es muchas veces la gran responsable de la retención de líquidos y por tanto de sentirnos hinchadas. Su consumo moderado es beneficioso no solo para bajar peso sino para prevenir también enfermedades cardiovasculares. Nuestra recomendación es pasarse a las hierbas aromáticas para dar sabor a tus comidas y sustituir la sal convencional por una sal natural baja en sodio.

5. No solo hay que hacer abdominales

Uno de los grandes errores a la hora de intentar eliminar la tripa es dedicarse a hacer abdominales como único y principal ejercicio. Pues bien, ya te avisamos que, aunque los abdominales ayuden a fortalecer (hablaremos de ellos en el siguiente punto), no es suficiente para conseguir un vientre plano. Lo primero debe ser cuidar la alimentación y, después, potenciar el ejercicio aeróbico, para culminar trabajando la zona en concreto.

Esto significa que para perder la barriga es más efectivo realizar ejercicio cardiovascular, que nos ayude a perder peso de forma general, combinarlo con ejercicios de fuerza para fortalecer el músculo y después pasar a las abdominales para entrenar esa zona de forma localizada. Entre el ejercicio aeróbico recomendado, la bicicleta, la natación o el running pueden ser grandes opciones, siendo lo recomendable practicarlo entre tres y cinco veces por semana. ¡Motívate con estas canciones y empieza a perder peso!

6. Una de abdominales, por favor

Aunque hay que realizar otros ejercicios, está claro: los abdominales son una gran manera de tonificar el abdomen. ¿Sabes cómo hacerlos correctamente? Hay muchas formas de entrenar los abdominales. Puedes probar con la típica elevación del tronco tumbada boca arriba o, apoyada con el trasero y las manos hacia atrás, estirando las piernas. Estos son los dos ejercicios más típicos y fáciles para personas que no estén acostumbradas a hacer demasiado ejercicio.

En cuanto a las repeticiones, debes aumentar de forma progresiva. Empieza con tres series de 15 o 20 y aumenta poco a poco. Aquí lo importante no es que hagas muchos, sino que los hagas bien. Si quieres ver algunos otros ejercicios específicos para perder tripa y fortalecer el abdomen, prueba con este Tabata, son solo cuatro minutos y, te lo aseguramos, ¡funciona!

Loading...

7. Sé constante

Y esta es la clave de todo. En esta época del año siempre nos entran las prisas por lucir tipito en la playa o en la piscina y hacemos alguna que otra locura para perder peso. Si queremos sentirnos bien con nosotros mismos, lo mejor es cuidarnos de forma continuada todo el año y no el mes antes de nuestras vacaciones. Es por ello por lo que practicar deporte de forma regular, tomar fruta y verdura todos los días o beber agua de forma abundante no deben ser hechos aislados en nuestra vida: deben ser hábitos.

Si quieres un vientre plano y un cuerpo con el que te sientas cómoda y te veas bien, sé constante en estas recomendaciones saludables y haz de ellas tus costumbres. Al principio cuesta, pero no subestimes tu fuerza de voluntad. ¡En unos días serán tus rutinas!

8. Cuidado con las tapitas

Te lo decimos desde ya: de nada va a servir que te mates con los abdominales, con el ejercicio o masticando la comida si no tienes intención de cuidar tu alimentación. Para conseguir resultados, hay que cuidar la alimentación. Así que si quieres reducir la barriga, no solo bastará con que comas más frutas y verduras, también debes limitar el consumo de salsas, rebozados, patatas fritas, las tapitas del bar...

Parece complicado porque a veces la gula gana la batalla, pero es tan fácil como comer únicamente cuando tengas hambre de verdad. Es decir, escucha a tu estómago, no a tu mente, y cuando sientas realmente hambre, come. Hazlo en platos pequeños y en pequeñas cantidades: así te saciarás antes. Cuidando un poco tu alimentación conseguirás alcanzar tu peso ideal de forma natural. Suena bien, ¿verdad? ¡Dile adiós a los complejos de una vez y consigue un vientre plano de forma saludable y paulatina!

Y además
¿Sabes entrenar? 10 consejos para prevenir lesiones cuando hacemos deporte
Puesta a punto para el verano: todo sobre la operación bikini

Puede interesarte

Comentarios