Inicio / En forma / Dietas / Dieta según tu grupo sanguíneo, ¿funciona o es un mito?

En forma

Dieta según tu grupo sanguíneo, ¿funciona o es un mito?

por Redacción enfemenino Publicado en 23 de noviembre de 2017
61 compartidos

Algunas celebrities como Miranda Kerr o Demi Moore han utilizado la dieta según el tipo sanguíneo para perder peso. Te contamos en qué consiste.

En enfemenino creemos que no hay dieta más efectiva que aquella que consiste en una alimentación rica y variada combinada con ejercicio físico. De hecho, si buscas perder peso por razones de salud, lo que deberías hacer es acudir a tu médico o endocrino primero. Pero siempre nos gusta investigar y sacar a la palestra las nuevas dietas que van apareciendo, especialmente aquellas que gozan de popularidad pero también de dudosa eficacia. Porque antes que comenzar a hacer cualquier dieta, por famosa que sea, es mejor saber antes en qué consiste.

Esta vez nos hemos puesto a investigar acerca de la dieta según tu tipo sanguíneo, que se basa en que cada persona debería comer ciertos alimentos según el tipo de sangre que tenga: A, B, AB o 0 (sí, nosotras tampoco habíamos caído en que, aunque es poco frecuente, el tipo AB también existe).

Vamos a ver en qué consiste esta dieta según el tipo sanguíneo y quién fue el creador de este método que, ya te adelantamos, carece de evidencia científica.

Descubre: Consejos de alimentación para tener un peso saludable

Consejos de alimentación saludable © iStock

¿En qué consiste la dieta según el tipo sanguíneo?

El doctor James D'adamo fue el artífice de esta dieta, que más tarde apareció publicada por su hijo, Peter D'Adamo, en su libro Eat right for your type (Come bien por tu tipo), en el que trata este tema. Según sus teorías, los grupos sanguíneos surgieron como un tipo de respuesta a los distintos entornos alimentarios en los que vivieron nuestros antepasados. Es decir, según D'Adamo, el tipo sanguíneo 0 sería el primigenio, a partir del cual evolucionaron los demás. El tipo 0 correspondería por tanto a los cazadores y luchadores, el grupo A a los agricultores, el B a los ganaderos y el AB, que sería el más evolucionado de todos, sería una mezcla de los anteriores.

Qué comer según tu tipo sanguíneo

Siguiendo con esta teoría, vamos a ver lo que correspondería comer entonces a cada persona según su grupo sanguíneo:

  • Dieta para el grupo sanguíneo 0: su alimentación se basaría en la proteína animal debido a su relación ancestral con la caza, aunque no quiere decir que deban prescindir de verduras, cereales, lácteos o frutas. Se supone que deberían comer entre 100-150 gramos aproximadamente unos 5 días a la semana. En cuanto a los alimentos a evitar se encontrarían aquellos que contuviesen gluten pues se cree que las personas del grupo sanguíneo 0 no lo toleran bien.

  • Dieta para el grupo sanguíneo A: en este caso, alimentos como las frutas, verduras y hortalizas serían los más adecuados para las personas con este tipo de sangre. También entrarían dentro de este grupo los frutos secos, los cereales, la soja, el arroz... ¿Los productos que se deberían moderar? Los de origen animal, especialmente las carnes rojas.

  • Dieta para el grupo sanguíneo B: recordemos que estos eran los ganaderos, por lo que en teoría las personas de este grupo tolerarían mejor la carne (especialmente las magras), los pescados y, al contrario que los demás grupos, los lácteos. Los que peor te vendrían serían los alimentos como los cereales o los frutos secos.

  • Dieta para le grupo sanguíneo AB: los afortunados que tienen este tipo de sangre toleran bien la mayoría de los alimentos, tendrían en teoría todas las ventajas del grupo A y B. Pueden comer lo que que quieran, moderando las carnes rojas, el trigo y los frutos secos y apostando por alimentos como legumbres o frutas para perder peso.

Pero... ¿hay pruebas de que la dieta según el grupo sanguíneo funcione?

Pues no. A pesar de lo curiosa (y sencilla) que esta dieta puede parecer, lo cierto es que jamás ha conseguido el aval de la ciencia ni tampoco sus creadores han podido demostrar su valía. De hecho se han publicado diferentes estudios desmontando sus teorías, como el del American Journal of Clinical Nutrition, que concluye que: "En la actualidad no hay evidencia que otorgue validez a los supuestos beneficios para la salud de esta dieta (...) Hasta que sus efectos sean corroborados, las afirmaciones que se hacen sobre esta dieta deberían ser aclaradas para que los consumidores queden advertidos de que se trata de algo teórico y no de algo basado en la evidencia científica".

En resumen: si quieres seguir una dieta que se adapte a tus necesidades, lo mejor, como hemos dicho antes, es que lo consultes con un especialista. No te dejes llevar por modas ni por lo que declaren las famosas: al final, cada persona es diferente y lo que puede ser bueno para unas puede no beneficiarte a ti. Ante todo está tu salud.


Y además:
Cinco beneficios de realizar cinco comidas al día: ¡no te saltes ninguna!
Cómo eliminar la ansiedad cuando haces dieta: ¡adelgaza sin pasarlo mal!

por Redacción enfemenino 61 compartidos