Inicio / Cocina / Cocina internacional

Cocina

Cena romántica: todas las claves para conquistar a tu pareja por el estómago

por Noelia Murillo Creado en 1 de abril de 2020
Cena romántica: todas las claves para conquistar a tu pareja por el estómago© Getty

Celebrar el amor solo el día de San Valentín está anticuado. ¿Cuántas veces has pensado en lo reconfortante que sería que, al llegar a casa, tu pareja pueda estar esperándote con una sorpresa que darte? Quizá podrías dársela tú porque, en cualquier caso, puede ser algo que no olvidéis ninguno de los dos.

Las relaciones sentimentales hay que cuidarlas y hay que demostrar todos los días que el amor que sentís el uno por el otro o la una por la otra es sincero y real. Para ello, puedes tener algún detalle el dia mas romántico del año, el dia 14 de febrero que es San Valentín... ¿pero quién ha dicho que el resto del año no se pueda sorprender a la pareja? En esencia, en eso consiste el amor y cuando tienes el guapo subido y el día romántico debes aprovecharlo para que tú y tu compañero o compañera podáis crecer como pareja.

No hay mejor manera que conquistar a una persona por el estómago y, aunque estés pesando que no es momento para cursilerías, nada es comparable a las anécdotas románticas que te contaba tu abuela que en muchos años te tocará recordar a ti. Aunque podéis reservar la mesa de la esquina de vuestro restaurante favorito o pedir a domicilio el plato de comida china que tanto se os ha antojado, tienes que probar a descargar todas estas energías positivas y romanticonas público y puedes hacerlo en tu casa. Te vas a ahorrar dinero y, además, puedes disfrutar de una intimidad absoluta.

Video por Carla Dominguez

Antes de comer... prepara el terreno

Organizar una sorprendente cena romántica no tiene ningún misterio: necesitas ser original y ponerle mucho empeño para que salga bien. No es necesario que salga perfecta, ni mucho menos que se parezca a la velada romántica de tu película favorita, porque la realidad no tiene mucho que ver con esa clase de ficción.

Una vez escojas un día en el que sepas que vas a poder dedicarle tiempo a la cocina y la decoración, precisamente te toca ponerte con la ambientación del lugar. No es necesario que sea demasiado pomposo (hace años que los pétalos de rosas desaparecieron del imaginario romántico), pero puedes probar con detalles que le resulten nostálgicos a tu pareja, por ejemplo, colocando las conchas de mar que recogisteis el pasado verano en la mesa o echando mano de la colección de musica que os acompañó en ese viaje.

Las velas jamás pasarán de moda, porque la iluminación también es un factor fundamental para compartir ese momento especial con tu pareja. Por ello, puedes colocar algunas velas en el centro de la mesa mientras cenáis y acompañarlas con la banda sonora que más os guste a los dos. No es necesario que te dé por preparar un striptease a lo Nueve semanas y media, pero sí debes cuidar la música que va a sonar durante la velada.

La cantidad canciones que puedes encontrar y descargar de internet es bastante amplia y variada, apta para todo tipo de opiniones. No obstante, siempre puedes echar mano de tu colección de vinilos y poner temas que os representen como pareja (del concierto que fuisteis hace algunos dias, la música que sonaba cuando os conocisteis...). En definitiva, detalles relacionados con vuestra unión que os guste revivir de vez en cuando.

Cuando estés "en tu elemento" como se suele decir, es conveniente que te des prisa en la cocina, para que no te falte nada por preparar en lo que se refiere a la decoracion y el ambiente (si quieres, puedes aprovechar para encender incienso o ambientar la casa con otros aromas y fragancias agradables), toca ponerte manos a la obra en la cocina.

¿Cuál es la mejor receta que puedes preparar para una cena romántica?

En realidad, ninguna receta es mejor que otra porque debes tener en cuenta los gustos de tu pareja, además de que tienes que disponer de ciertos ingredientes que quizás no te haya dado tiempo a comprar y puede que no tengas mucha experiencia cocinando algunos platos (efectivamente, unos espaguetis con tomate y queso te pueden sacar de cualquier apuro).

De todos modos, siempre debes apostar por un menú fácil y sencillo por si te quedas sin tiempo antes de que venga tu pareja a casa. Además de los gustos de tu chico o de tu chica, tienes que valorar qué os puede sentar mal para la cena (si no queréis compartir una noche de tripas revueltas debes evitar el picante, entre otros condimentos que pueden arruinar tu velada) y cómo quieres conquistarle por estómago.

Si se diera el caso y tu "san Valentín" sea un apasionado del queso, te ha tocado la lotería porque existen multitud de recetas que se elaboran con este ingrediente, ademas de que es tan facil de conseguir en cualquier tienda como de tener en casa: desde calabacines al horno con queso gratinado hasta bocaditos de patata y queso, pasando por berenjenas rellenas con carne picada y queso. Quizá esta última alternativa puede ser una buena idea para arrancar la velada y que tu pareja alucine con tu técnica culinaria (aunque también le puede encantar un aperitivo de queso frito con mermelada de arándanos, muy rápido de preparar).

En segundo lugar, puedes pensar en un solomillo de ternera en salsa a la pimienta negra acompañado por unas patatas al horno o verdura rehogada, que también puede ser una deliciosa muy buena opción para la velada romántica. Tardarás menos de una hora en preparar este plato y, ademas, no vas a precisar de ingredientes imposibles de conseguir. Con leche, aceite de oliva, harina, pimienta, vino blanco (u otro alcohol como el whisky o el coñac para preparar la salsa) y unos filetitos de solomillo lo habrás solucionado y le tendrás en el bote, ¡eso seguro!

Newsletter 

Prueba con un menú alternativo

Está bien, quizá puedan ocurrir mil imprevistos y te veas en la situación de que no tienes tiempo suficiente para preparar algo delicioso y elegante. ¡No te preocupes! Te puedes descargar una aplicación de comida a domicilio y ¡listo! Escoge unos platos especiales, esa vajilla que sólo sacas en Navidad, y coloca sobre ellos lo que hayas pedido de tu restaurante favorito. ¡Quizá tu pareja ni se entere! En todo caso, como siempre se ha dicho, el detalle es lo que importa.

Sushi, pizza, hamburguesas, pokes hawaianos, tacos, perritos calientes... Hay un millón de combinaciones posibles para que tu cena romántica no se vaya al garete, así que no sufras si te ves en la necesidad de descargar una de estas apps de comida a domicilio para salvar la velada. Además, con el pedido, puedes aprovechar para que te incluyan en el menú el postre en el caso de que no tengas tiempo suficiente para los detalles: tartas, dulces e, incluso tequeños rellenos de Nutella pueden aparecer por la puerta de vuestro domicilio para hacer las delicias de los dos.

Descubre: 60 recetas con fresas perfectas para celebraciones
Nuestras mejores recetas con fresas © Collective de la Fraise (AOPn Fraise). Fotógrafo : J. C. Amiel / Styliste : M. Leteuré

¡No te olvides del postre!

Una vez hayáis terminado de cenar, es el momento de tomar el postre. Quizá, sea el plato más importante de la noche, puesto que es el punto final de la velada, con ello, el previo al momento más agradable de la noche. Recuerda que un buen postre puede llevaros a la cama tan pronto como os apetezca, solo tienes que pensar en el ingrediente básico: el chocolate.

Han corrido ríos de tinta acerca de las múltiples propiedades del chocolate y parece que solo retenemos una en la cabeza: que es sustitutivo del sexo. Si bien es cierto que se trata de un mito que todo aquel que haya mantenido relaciones sexuales puede confirmar, es un alimento afrodisíaco y aumenta tanto la felicidad como el deseo carnal, el "ingrediente secreto" de tu encuentro romantico.

Con el chocolate se puede preparar cualquier postre que quieras, desde un mousse de chocolate que puedes decorar con almendra picada hasta un brownie, unos bombones de chocolate negro, unas tortitas bañadas en salsa de chocolate blanco o un bizcocho de chocolate. Aunque cualquier postre de estas características puede ser un auténtico regalo para el paladar, te proponemos que pruebes a combinar la salsa de chocolate con fresas.

Para ello, simplemente debes de comprar un pack de fresas maduras y tabletas de chocolate blanco y negro, las cuales tendrás que derretir en un cazo para mojar a continuación las fresas. Los dos podéis jugar a bañarlas en esta salsa y darlas a probar el uno al otro cuando el chocolate siga caliente y aún no se haya enfriado. Te podemos asegurar que esa escena romántica que vais a protagonizar es mucho más sexy que cualquiera de tus peliculas romanticas preferidas.

Síguenos en Facebook  
Noelia Murillo
Noelia es redactora de enfemenino, un medio con el que ha experimentado por primera vez la escritura de artículos relacionados con la maternidad, la salud y la belleza. Se graduó …