Inicio / En forma / Ejercicios

En forma

Acroyoga: descubre todos los beneficios de esta disciplina

por Elvira Sáez Creado en 25 de julio de 2019
228 compartidos
Acroyoga: descubre todos los beneficios de esta disciplina© Getty

¿Has escuchado hablar sobre el acroyoga pero no conoces en detalle esta disciplina? Te contamos todo lo que debes saber: en qué consiste, sus beneficios, consejos para su práctica... ¡Toma nota!

Las palabra que ponen nombre a esta disciplina, acro y yoga, dan bastantes pistas acerca de lo que se trata: acrobacias y yoga. Sin embargo, aparte de esto, esta versión del yoga también incluye otra vertiente que no se percibe de forma tan clara: el masaje terapéutico o tailandés. De esta forma, cuando hablamos de acroyoga, nos referimos a una actividad que engloba estas tres disciplinas.

Al igual que el yoga, se trata de una actividad que no solo se centra en el desarrollo físico, sino también en el emocional. Su práctica se lleva a cabo en pareja o grupos, por lo que permite trabajar la confianza, la empatía y otros aspectos que te explicamos con más detalle a continuación. ¡Sigue leyendo y descubre todo lo que debes saber!

Video por Elvira Sáez

¿En qué consiste el acroyoga?

El acroyoga es una disciplina en la que participan varias personas por lo que, durante la práctica, cada uno tiene un rol: la base, el volador y el cuidador. El primero normalmente se coloca en el suelo y actúa de soporte para el volador mediante la fuerza y la agilidad. El segundo, realiza las posturas sobre la base y el tercero cuida los movimientos de los otros dos. No obstante, la figura del cuidador o profesor no siempre está presente y su intervención depende del nivel que tengan las personas que hagan la práctica.

Esto sería así en el caso de que sea una pareja la que practica el acroyoga, pero el número de personas puede ser mayor y cada uno tendrá su rol en cada momento. Para que funcione, como imaginarás, es necesario que haya comunicación y conexión entre las personas implicadas.

Beneficios del acroyoga

Como ya indicábamos al inicio, el acroyoga es una práctica que aporta beneficios a diferentes niveles, tanto para el cuerpo como para la mente, por lo que resulta una activida muy completa. Estos son los más destacados:

Beneficios físicos del acroyoga

  • Fuerza: la práctica de las diferentes posturas requiere trabajo muscular, por lo que se produce un desarrollo de la fuerza.
  • Coordinación: esta actividad mejora tanto la coordinación física propia, tanto la coordinación respecto a los demás participantes.
  • Equilibrio: al hacer las posturas sobre otra persona, se perfecciona el equilibrio.
  • Flexibilidad: todos los movimientos requieren cierta flexibilidad, que aumenta de forma notable con la práctica.
  • Conciencia postural: la práctica permite ser más consciente de las diferentes posturas y ser más cuidadoso en la vida diaria.
  • Respiración: la atención a la respiración durante la práctica mejora la calidad de esta y puede ser muy benficioso para cualquier otra situación del día. Este beneficio puede considerarse tanto físico como mental o emocional.

Beneficios emocionales y sociales

  • Confianza: esta disciplina trabaja y mejora tanto la confianza en uno mismo como en los demás. De hecho, sin un mínimo de esta no es posible practicar ninguna postura o acrobacia de forma cómoda.
  • Comunicación: al ser un ejercicio realizado en grupo, permite mejorar las habilidades de comunicación.
  • Creatividad: la práctica de acroyoga fomenta la creatividad, pues cada pareja o grupo puede experimentar con nuevas posiciones y así innovar.
  • Diversión: se trata de una actividad muy divertida que permite jugar a los adultos y conectar con su niño interior. Es un momento para compartir y disfrutar de cada acrobacia.
  • Relajación: tanto las posturas como la respiración y la conexión con otros son muy útiles para promover la relajación y reducir el estrés.

Beneficios terapéuticos del acroyoga

Además de los beneficios físicos y emocionales, esta disciplina también puede tener propiedades terapéuticas a nivel postural, pues mediante los movimientos la persona que actúa de base realiza masajes al volador y este estira los músculos. Por lo tanto, puede ser muy beneficiosa para personas que tengan problemas de espalda o en otras zonas del cuerpo. No obstante, es importante realizar la actividad bajo supervisión profesional y, en caso de patologías graves, consultar antes a tu médico para evitar riesgos.

Consejos para la práctica de acroyoga

  • Realiza la práctica bajo la supervisión de un profesional en acroyoga. Lo mejor es que busques clases o algún taller específico de iniciación para realizar esta disciplina de forma segura.
  • Utiliza ropa cómoda que te permita libertad de movimiento.
  • Ve a tu ritmo y no fuerces las posturas, ¡poco a poco mejorarás!
  • Confía en tus compañeros de práctica.
  • Comunícate sin miedo con ellos para que los movimientos sean cómodos.
  • Procura dejar a un lado las preocupaciones y concentrarte en la práctica, esto te ayudará a hacer la actividad de forma correcta y a estar mucho más relajado cuando termines.

Elvira Sáez
Elvira Sáez es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y pronto inició su andadura profesional en los medios digitales. Se ha especializado en …
228 compartidos