Inicio / En forma / Salud / Óvulos vaginales: ¿qué pasa después de ponerte un óvulo?

© Getty
En forma

Óvulos vaginales: ¿qué pasa después de ponerte un óvulo?

por Elvira Sáez Publicado en 27 de marzo de 2019

Los óvulos vaginales son uno de los tratamientos más utilizados para determinadas infecciones que afectan a esta parte del cuerpo, como los hongos vaginales. Te contamos todo sobre ellos.

Si vas a utilizar los óvulos vaginales por primera vez porque tienes una infección, es probable que tengas dudas. A continuación resolvemos algunas de las preguntas más frecuentes que se generan en torno a este tratamiento. No obstante, nuestra recomendación es que leas atentamente el prospecto de los óvulos vaginales que vayas a utilizar y consultes a tu médico si sigues teniendo dudas.

Qué son los óvulos vaginales

Como explican en Sanitas, un óvulo vaginal es un medicamento en formato sólido que se introduce en la vagina para tratar infecciones como la candidiasis. Tiene forma de bala y se puede poner con los dedos o con un aplicador con el que puede venir el producto. La sustancia activa que contiene en su interior se libera dentro de la vagina para tratar la dolencia o la lesión existente.

Cuál es el funcionamiento de los óvulos vaginales

Como ya se ha indicado, los óvulos vaginales se administran en el interior de la vagina. Estos actúan directamente en la zona afectada tras ser introducidos. ¿Qué pasa después de ponerte un óvulo? El principio activo de su interior se libera dentro de la vagina para hacer su función. Es posible que una pequeña parte del tratamiento se exude a través del conducto vaginal, pues su base es de aceite vegetal, así que lo más recomendable es utilizar una compresa o protegeslip para evitar manchas.

Una de las ventajas de este tratamiento es que al actuar directamente sobre el problema y no tener que pasar por el tracto grastrointestinal o el torrente sanguíneo, su eficacia frente a la infección es mayor.

Cómo ponerse los óvulos vaginales

  • Antes de empezar, lávate las manos.
  • Saca el óvulo del envoltorio.
  • Si el tratamiento que estás utilizando incluye aplicador, pon el óvulo en el agujero final de este.
  • Siéntate con las piernas separadas y flexionadas.
  • Inserta el óvulo cuidadosamente con el aplicador o con los dedos, lo más profundo posible.
  • En caso de utilizar aplicador, aprieta para soltar el óvulo en la vagina y retira el aplicador.
  • Lávate las manos de nuevo.

Otros consejos útiles sobre los óvulos vaginales

  • Las embarazadas no deben introducir los óvulos en la vagina con el aplicador, sino con los dedos.
  • Es importante completar el tratamiento recomendado por el ginecólogo para que sea efectivo.
  • Si tienes que ponerte el óvulo durante la menstruación, no puedes utilizar tampones.
  • Los óvulos vaginales pueden afectar a la estructura de los preservativos y, por tanto, disminuir su efectividad. Lee el prospecto para saber si es así.
  • Si utilizas una dosis superior a la indicada, lo más recomendable es informar al médico.
  • Nunca deben utilizarse después de la fecha de caducidad que indica el envase.
  • Deben guardarse en un lugar fresco y seco.
  • Al igual que todos los medicamentos, los óvulos vaginales deben mantenerse fuera del alcance de los niños.

¿Quieres conocer la experiencia de otras mujeres con los óvulos vaginales o compartir la tuya? Puedes hacerlo a través de esta conversación del foro de enfemenino.

Descubre: 30 datos curiosos sobre la menstruación que quizá no conocías

30 datos curiosos sobre la menstruación que quizá no conocías © Getty

Y además:
Hongos vaginales: cómo deshacerte de ellos para siempre
10 preguntas sobre salud sexual que deberías saber responder
Todo lo que debes saber sobre la vagina: ¡conócete a ti misma!

por Elvira Sáez

Puede interesarte