Inicio / En forma / Dietas / Dieta del Supermetabolismo: el método para adelgazar en 4 semanas

© iStock
En forma

Dieta del Supermetabolismo: el método para adelgazar en 4 semanas

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 11 de junio de 2018
351 compartidos
A-
A+

Puede que en alguna ocasión hayas oído hablar de ella pero no tengas muy claro en qué consiste. Te explicamos todo sobre la dieta que te ayudará a acelerar la quema de grasas.

La encargada de crear esta dieta, también llamada dieta del Supermetabolismo o del metabolismo acelerado, es Haylie Pomroy, una nutricionista que ha logrado situar su libro The Fast Metabolism Diet en lo más alto de las listas de ventas de Estados Unidos.

¿Qué hace que este método sea tan demandado? Principalmente el hecho de poder adelgazar comiendo sin restricciones una serie de alimentos que ayudan a acelerar la quema de grasas de nuestro cuerpo. Pero no nos engañemos: el rumor de que varias celebrities como Jennifer López o Reese Witherspoon se hayan apuntado a esta dieta, ha hecho que se popularice aún más. ¿Te animas tú también? ¡Te explicamos todo lo que hay que saber sobre la dieta del Supermetabolismo!

© iStock

¿En qué consiste?

Esta dieta dura cuatro semanas durante las cuales se van alternando diferentes fases. En ellas se turnan una serie de alimentos que contienen hidratos de carbono, proteínas y grasas, y que por su composición natural ayudan a adelgazar de una manera más rápida: acelerando el metabolismo. Por supuesto, para hacer que la dieta sea efectiva, ésta también va acompañada de ejercicios físicos: aeróbicos, tonificantes y de relajación, que se realizarán de acuerdo a la fase en la que nos encontremos.

Fase I

La primera fase dura dos días y tiene como objetivo reducir el estrés. Tanto en esta fase como en la segunda, todos los platos que cocinemos tendrán que ser a la plancha, hervidos o cocidos. Alimentos como frutos secos, mantequilla o aceite están totalmente prohibidos. Aquí tendremos que centrarnos en las proteínas y en los hidratos de carbono.

Alimentos permitidos: carnes magras como pollo, atún o pavo y verduras como alcachofas, espinacas, espárragos, coliflor, judías y berenjenas. Para los hidratos de carbono debemos tomar arroz y quinoa, y en cuanto a la fruta, se recomienda la piña o el mango ya que aportan energía de manera rápida. Durante estos días tendremos que realizar ejercicios cardiovasculares.

Fase II

También dura dos días y está enfocada a desbloquear la grasa corporal. Es la fase más difícil porque es la que menos variedad de alimentos incluye. Se centra únicamente en las proteínas y en las verduras. El tomate, la calabaza, la zanahoria y la yema de huevo quedan excluidos, y en cuanto a las frutas, solo se puede consumir limón o limas.

Alimentos permitidos: carnes magras, espinacas, espárragos, champiñones, hinojo, apio, pepino y pescados blancos. Los ​ejercicios que se realizan durante esta segunda fase son de musculación.

Fase III

El objetivo de la última fase es acelerar la combustión de grasas. Dura tres días y es muy parecida a la primera etapa, aunque esta última es mucho más permisiva con los alimentos.

Alimentos permitidos: en esta fase ya se puede emplear el aceite de oliva o el de coco para cocinar. También se pueden comer frutos secos, huevos enteros, tomates y zanahoria. Las carnes seguirán siendo magras, pero se admite casi cualquier tipo de verduras y frutas: lechuga, calabacín, berenjenas, brócoli, aguacate, frutas cítricas... En esta fase se debe realizar una hora al día de ejercicios de relajación, como el yoga o la meditación, para reducir el estrés.

Ejemplo de menú

Menú para la fase I

  • Desayuno: una manzana y dos tortitas de arroz integral.
  • Media mañana: una pera
  • Comida: arroz integral, pechuga de pollo a la plancha y champiñones.
  • Merienda: piña troceada
  • ​​Cena: revuelto de claras de huevo con espinacas.

​Menú para la fase II:

  • Desayuno: revuelto de claras de huevo y un poco de pavo.
  • Media mañana: embutido de pollo
  • Comida: espárragos con champiñones a la plancha y ensalada de cebolla, apio y pepino.
  • Merienda: salchichas de pavo
  • Cena: pechuga de pollo a la plancha y brócoli.

Menú para la fase III:

  • Desayuno: tomate con orégano y aceite de oliva, un huevo duro y ciruelas.
  • Media mañana: revuelto de almendras, nueces y pistachos.
  • Comida: filete de ternera con calabacín y berenjenas a la plancha.
  • Merienda: una mandarina y embutido de pavo.
  • Cena: lomo de cerdo a la plancha, coliflor cocida y tomate con hummus.

Ventajas e inconvenientes de la dieta del Supermetabolismo

Ventajas: permite perder peso de manera rápida, comiendo bastante sano y en grandes cantidades.

Inconvenientes: aunque en esta dieta se puede comer en abundancia, también se restringen alimentos fundamentales como los lácteos, el pan, la pasta y ciertas frutas, lo que puede propiciar alguna carencia y cierto estrés, especialmente durante la segunda etapa.

Consejos generales

  • Es importante realizar 5 comidas al día.
  • No dejar pasar un intervalo mayor de tres horas entre las comidas.
  • No está permitido tomar leche, azúcar, zumos de frutas, refrescos o alcohol.
  • Se recomienda empezar con la dieta un lunes para poder distribuir las fases durante los siete días de la semana, de manera que la última etapa coincida con el fin de semana.
  • Es importante fijarnos una meta realista.
  • Antes de comenzar la dieta, consúltalo con tu médico.

Descubre: Consejos de alimentación para tener un peso saludable

Consejos de alimentación saludable © Brooke Lark @brookelark Brooke Lark - Unsplash

Y también:
17 cosas que te ocurren cuando empiezas una dieta
¿Qué es la dieta Okinawa? El régimen que promete alargar tu vida

por Cristina Gonzalez 351 compartidos