Inicio / Cocina / Cocina española / Escalivada: la receta mediterránea más nutritiva, rica y saludable

© iStock
Cocina

Escalivada: la receta mediterránea más nutritiva, rica y saludable

Sara Hormigo
por Sara Hormigo Publicado en 9 de agosto de 2018
56 compartidos
A-
A+

Una receta típica de la dieta mediterránea que es rica, nutritiva y saludable. Te enseñamos como cocinar una buena escalivada en casa.

Es un plato muy típico de la dieta mediterránea y en regiones españolas como Cataluña, Murcia o Valencia. Se trata de una receta que bien puedes incluirla en tu dieta ya que es un plato muy rico al mismo tiempo que bajo en calorías. Simplemente se elabora a base de verduras de temporada asadas, una pizca de sal y puede ir acompañado de ventresca y huevo cocido. El término "escalivada" viene del verbo “escalivar” y significa cocer al vapor o a la brasa. Un plato muy típico de la gastronomía catalana y que se suele hacer en verano.

¿Qué es la escalivada?

La receta de la escalivada podríamos definirla como una ensalada de verduras asadas de temporada que contiene por norma general: berenjenas, pimientos rojos y verdes, tomates y cebollas. Todas las verduras van peladas, sin pepitas y cortadas a tiras. Aunque la historia de esta receta dice que las verduras se hagan en las brasas o cerca del fuego, lo cierto es que en nuestro día a día la elaboración de este plato se ha adaptado a cocinar las verduras en el horno. Un receta muy ligera y saludable de la que se aprovechan los jugos que sueltan las verduras al hornearse, añadiendo después un buen aceite de oliva y un ajito bien troceado como toque final.
Un truco para asar las verduras de la escalivada: una vez que ases los pimientos y los tomates puedes envolverlos en papel de plata para que suden y la piel se pueda retirar más fácilmente.

Cómo hacer una buena receta de escalivada

Ingredientes para la receta de escalivada:

  • 2 pimientos rojos
  • 2 pimientos verdes
  • 2 berenjenas
  • 3 tomates
  • 2 cebollas
  • Atún con aceite de oliva
  • 3 huevos duros
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración de la receta de escalivada:

1. Pelamos las cebollas y las lavamos junto con los pimientos, las berenjenas y los tomates.
2. La secamos con un papel y las colocamos sobre la bandeja de horno previamente precalentado a 200ºC. Horneamos las verduras durante una hora a 180ºC.
3. Una vez que las verduras estén hechas las sacamos y las reservamos. Cuando estén templadas comenzamos a pelarlas y las vamos colocando en la bandeja donde vayamos a servirla.
4. Comenzamos con los pimientos, los abrimos por la mitad para quitarles la carne y las pepitas, y los colocamos en la bandeja en su propio jugo.
5. Pelamos los tomates y les quitamos la piel y las zonas más duras que veamos. Igualmente, los colocamos junto con los pimientos en su propio jugo.
6. Pelamos las berenjenas, quitando las semillas del interior y las añadimos a la bandeja en su propio jugo. Trocearemos también la cebolla y la colocamos junto al resto de verduras.
7. Cogemos un diente de ajo, lo troceamos y lo añadimos sobre las verduras junto con una chorradita de aceite de oliva virgen extra y sal.
8. Finalmente, añadimos la ventresca encima de las verduras junto con los huevos cocidos y ¡voilá! Ya tenemos una escalivada riquísima y saludable lista para comer.

Un plato que puede considerarse como entrante, para picar, ya sea a la hora de comer o de cenar, o un perfecto primer plato de un menú de verano. Es una de las recetas más nutritivas y saludables ya no solo por sus ingredientes sino también por su forma de elaborarse, todo al horno.

Recetas bajas en sal y llenas de sabor

Descubre: Recetas bajas en sal

Recetas con un bajo contenido en sal © iStock

¿Cómo emplatar la escalivada?

  • Es un plato que puede durar varios días en la nevera así que es perfecto para esos días que vas con más prisa.
  • Al tratarse de un plato de verduras de temporada puedes añadir las verduras que más te gusten de la época en la que te encuentres, aunque se considera un plato de verano.
  • Servida sobre un buen trozo de pan saludable estará buenísima
  • Es una receta que también puede ser el acompañante perfecto de guarnición junto con el bacalao, el salmón, unas sardinas, con carnes, jamón serrano… ¡Estará riquísimo!

Y además:
La salsa más rica y tradicional: cómo hacer una buena receta de bechamel
Salmón marinado casero: cómo hacerlo paso a paso
Cómo hacer la mejor focaccia en 6 sencillos pasos

por Sara Hormigo 56 compartidos

Puede interesarte