Inicio / En forma / Salud / Tengo el virus del papiloma humano, ¿cómo afecta esto a mi pareja?

En forma

Tengo el virus del papiloma humano, ¿cómo afecta esto a mi pareja?

por Elvira Sáez Creado en 3 de febrero de 2020
© Getty

La vacuna contra el virus del papiloma humano únicamente se administra a mujeres y solo cubre algunas de las cepas de este virus, por lo que incluso estando vacunada es posible contagiarse. Cuando esto ocurre una de las primeras cuestiones que se plantean las afectadas, aparte de cómo curarse, es si su pareja tiene que vacunarse o someterse a algún tratamiento. Esto es lo que debes saber.

El virus del papiloma humano (VPH) es una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes. Aunque se hable de él en singular, lo cierto es que existen más de 200 tipos diferentes de cepas englobados bajo este mismo nombre y la mayoría de estos se transmiten a través de las relaciones sexuales. Muchos de ellos son inofensivos, pero otros pueden llegar a causar lesiones que van desde verrugas genitales o papilomas hasta infertilidad o cáncer (cáncer de cuello de útero, cáncer de vagina, cáncer de vulva, cáncer de pene, cáncer de ano o cáncer orofaríngeo).

En los últimos años los casos de infección por VPH han aumentado por los cambios en las conductas sexuales. Tanto es así, que alrededor del 29% de las mujeres en España de entre 18 y 25 años están infectadas por el virus y se estima que entre el 70 y el 80% de las personas activas sexualmente entrarán en contacto con este virus antes de los 50 años de edad. No obstante, de estos, solo el 10% desarrollará el virus de forma permanente en su organismo. En este sentido, el inicio temprano de las relaciones sexuales y un número elevado de compañeros sexuales incrementa el riesgo de padecerlo.

Aunque en la mayoría de casos desaparece de forma natural, no siempre es así y el problema que presenta este virus es que en ocasiones es asintomático, lo que puede dificultar el diagnóstico y generar que este se produzca cuando la infección es más grave. Por tanto, la prevención es clave pero, ¿cómo? ¿Existe algún método 100% eficaz? ¿Qué tiene que hacer mi pareja si me detectan la infección? Tratamos estas cuestiones a continuación.

Prevención del virus del papiloma humano

Como decíamos, la mejor forma de luchar contra este virus es mediante la prevención. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el único método 100% fiable sería no mantener contacto genital con otra persona o bien una relación monogámica en la que ninguno de los miembros haya mantenido relaciones sexuales en el pasado con otras personas. Aparte de esto, ¿qué opciones hay?

Uso del preservativo: este debe utilizarse tanto durante la penetración como durante el sexo oral. No obstante, no es un método efectivo en su totalidad porque el virus puede encontrarse en zonas de la piel que no estén cubiertas por el profiláctico. Además como se transmite tanto vía genital como oral, no es sencillo controlar todos los fluidos mediante el simple uso del preservativo.


Vacuna frente al virus del papiloma humano: la vacuna tetravalente, implementada hacer 10 años, se trata de una de las medidas más efectivas para la prevención del VPH y en España se administra actualmente a todas las chicas de 12 años. No obstante, esta se puede poner hasta los 26 años de edad, aunque lo más recomendable es hacerlo antes de mantener relaciones sexuales por primera vez. A pesar del avance que supone, estar vacunada tampoco asegura que no se vaya a padecer infección del VPH en ningún momento, pues esta tan solo cubre frente algunas de las cepas. Además, se plantea el problema de que en nuestro país solo se les pone a las niñas, lo cual reduce de forma significativa la protección.

Revisiones periódicas: acudir a las citologías pertinentes es clave para comprobar que todo está bien y que, en caso de que haya VPH, se detecte a tiempo para aplicar los tratamientos necesarios y evitar un problema más grave. La recomendación general en mujeres sanas es una citología cada dos años.

Y entonces, ¿qué pasa con mi pareja?

Si tu pareja es un hombre, lo más habitual es que no esté vacunado, como la inmesa mayoría de hombres en España. La Asociación Española de Pediatría y el colectivo de profesionales de la salud en general, consideran que el paso más lógico hacia la erradicación de esta infección sería vacunar también a los niños, sin embargo desde el gobierno todavía no se han tomado medidas al respecto.

¿Entonces qué puede hacer? Lo más adecuado sería acudir al especialista y hacerse las pruebas para detectar el VPH, especialmente si existen síntomas como verrugas genitales. En caso de que se detecte, lo ideal es seguir las recomendaciones del médico respecto al tratamiento y el comportamiento sexual durante el mismo. Además de esto, aunque el preservativo no protege al 100%, sí que es altamente recomendable utilizarlo durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales para reducir las posibilidades.

Fortalecer el sistema inmonológico puede ser una de las alternativas

Una gran parte de los casos de VPH desaparece de forma espontánea gracias al sistema inmunitario de la persona afectada. Pero como ya hemos mencionado, esto no siempre ocurre y la infección puede derivar en un problema mayor. Por ello, fortalecer el sistema para que ataque y destruya los organismos infecciosos en caso de que se produzca el contagio de VPH ha sido una de las vías de estudio en los últimos años para luchar contra esta enfermedad.

Fruto de años de investigación y desarrollo ha nacido Papiloxyl, un complemento alimenticio de última generación cuyos componentes nutricionales lo convierten en un potente coadyuvante del sistema inmunológico, de la síntesis del ADN y la protección de las células frente al daño oxidativo.

Está enriquecido con nutrientes y alimentos reconocidos tradicionalmente por sus beneficios en Europa y Oriente como los hongos orientales Reishi y Shiitake; lactobacilus como Lacbacilus Gasseri y Lactibacilus Rhamosus; además de la Lactoferrina. Todo ello ayuda al mantenimiento y bienestar de las mucosas, la piel y el proceso de diferenciación celular. Asimismo, sus propiedades saludables para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, la función cognitiva y psicológica son avaladas por las autoridades sanitarias y la bibliografía científica. ¿Su recomendación de consumo? De 1 a 3 cápsulas al día vía oral 30 minutos antes de las principales comidas.

por Elvira Sáez