Inicio / En forma / Ejercicios / Pádel en pareja: el plan perfecto para San Valentín

© iStock
En forma

Pádel en pareja: el plan perfecto para San Valentín

por Redacción enfemenino Publicado en 24 de enero de 2018
A-
A+

¿Estás buscando un plan diferente para San Valentín? Te damos varios motivos por los que el pádel en pareja puede ser la mejor opción.

Según una encuesta realizada por la empresa de investigación de mercados Snappy Research, el 52% de los españoles sigue celebrando San Valentín. Además, cada vez son más los que optan por brindar experiencias en lugar de regalos físicos, ya que lo importante de este día es pasar el mayor tiempo posible junto al ser querido. Por ello, este año podemos sorprender y optar por un plan diferente, más original y mucho más saludable, como puede ser un partido de pádel, sin duda, un buen complemento a una tarde de cine o cena romántica.

Esta alternativa nos permite disfrutar de un rato agradable en pareja practicando el deporte de moda, que ya practican más de 3 millones de personas en España. Además de pasar más tiempo juntos y conocer mejor a nuestro compañero en la pista en una faceta diferente a la habitual, podremos quemar unas cuantas calorías que nos permitan después optar por una buena cena a la luz de las velas sin remordimientos. De hecho, en un partido, de media, se queman aproximadamente entre 400 y 700 calorías. Sin olvidarnos de que el deporte es imprescindible para mantenernos saludables.

Desde StarVie, la marca de pádel española, nos dan argumentos para hacer de este San Valentín una jornada divertida en pareja y convertirnos en los reyes de la pista ¡y del amor!

Mayor complicidad y confianza en la pista ¡y fuera de ella!

Si los dos sois deportistas pero nunca habéis compartido la afición por un deporte común y soléis practicar ejercicio por separado, el pádel es una buena alternativa para introduciros de manera conjunta en la actividad física. Aunque los expertos recomiendan contar con parcelas independientes respecto de la pareja que hagan mantener la independencia personal, siempre es positivo compartir una afición en común. El pádel, al ser un deporte que se practica en pareja, propicia una mayor complicidad, generosidad y confianza sobre el otro, valores muy necesarios tanto en la pista como en la consolidación de una relación.

Durante el partido es preciso una comunicación constante entre los jugadores, que favorezca la compenetración de ambos, algo que también se requiere entre las dos partes de una pareja, por lo que, esta práctica deportiva mejorará notablemente vuestra unión.

Pareja contra pareja ¡y a jugar!

Como el pádel es un deporte que requiere cuatro jugadores, una buena idea sería organizar un encuentro con otros dos contrincantes en la que compartas equipo con tu pareja. De este modo, compartiréis confidencias y alguna divertida anécdota para el recuerdo que os permita acordaros en el futuro de lo bien que lo pasasteis durante esta jornada. Y es que el componente lúdico es una de las características propias del pádel, un deporte pensado para el disfrute, que suele culminar tomando un refresco en compañía de los amigos con los que se ha disputado el encuentro.

Cualquier edad es buena para el amor ¡y para el pádel!

Del mismo modo que para el amor no hay edad, para el pádel tampoco. De hecho, esto no es ningún impedimento para practicarlo, sino que cualquier momento es bueno para lanzarse a la pista. Niños, jóvenes y adultos pueden descubrir en primera persona cómo el pádel engancha, algo en lo que todo el mundo que o practica está de acuerdo. El pádel estimula la producción de endorfinas, también conocidas como hormonas de la felicidad, lo que hace que en cada partido se liberen gran cantidad de endorfinas, reforzando el bienestar personal y generando emociones muy agradables como la motivación, ilusión y vitalidad. Y esto engancha ¡y mucho!

El pádel siempre es un buen plan ¡y barato!

Al contrario de lo que sucede con otros deportes que sí que resultan caros, el pádel no exige de una gran inversión para su realización, sino que es suficiente con ataviarse con ropa cómoda, deportivas y tomar la pala. Por ello, puedes plantearte optar por él de manera continuada y no solo ocasional. Se recomienda practicarlo con cierta frecuencia –lo idóneo es hacerlo dos o tres veces por semana- para crear un hábito que nos permita manteneros en forma haciendo ejercicio.

Hoy en día existen multitud de clubes que alquilan sus pistas y por un pequeño desembolso -sobre diez euros- puedes disputar de un partido de una hora, duración recomendada para sacar el máximo partido de este tipo de encuentros. Además, como el coste de la pista se reparte entre los cuatro jugadores, el gasto no supone mucho.

Por todo ello, ya no hay excusas para regalarte a ti a tu pareja un plan diferente este San Valentín apostando por el deporte de moda en esta fecha especial.

Contenido elaborado en colaboración con StarVie

Descubre: Beneficios de practicar deporte

25 beneficios de practicar deporte para la salud © iStock

Y además:
Pádel: consejos para iniciarte en este deporte

El pádel: un deporte con importantes beneficios físicos y emocionales

por Redacción enfemenino

Puede interesarte