Inicio / En forma / Salud

En forma

¿Qué opinan los ginecólogos de los distintos métodos anticonceptivos?

por Blanca Nieto Creado en 19 de enero de 2019
¿Qué opinan los ginecólogos de los distintos métodos anticonceptivos?© Getty

A la hora de elegir el método anticonceptivo más adecuado para nosotros son miles las dudas que nos surgen. ¿Quieres saber lo que piensan los especialistas sobre los mejores métodos anticonceptivos? Estos son los pros y los contras de los distintos métodos anticonceptivos y su fiabilidad.

Los métodos anticonceptivos disponibles en el mercado son cada vez más numerosos gracias a los avances de la medicina. Además, cada vez tienen menos riesgos para la salud y, además, nos ofrecen mayor fiabilidad. De hecho, el éxito de estos métodos depende, sobre todo, de su correcto uso. Te contamos todo sobre los métodos anticonceptivos más conocidos, sus pros, contras y su grado de fiabilidad según la opinión de los expertos.

Video por Norma Varela

Antes de elegir método anticonceptivo, te recomendamos consultar con tu ginecólogo para que te aconseje cuál es la mejor opción para ti. Para ello, Savia pone a tu disposición un chat a través del cual podrás consultar tus dudas ginecológicas a un especialista. Si aún no estás convencida, puedes probar Savia gratis durante 2 meses y descubrir las ventajas de sentirte siempre tranquila sobre tu salud y la de los tuyos.
Además, Savia ha seleccionado las mejores clínicas y especialistas para que puedas acudir a consulta física por un precio muy reducido y todas las garantías.

Todo lo que necesitas saber sobre los métodos anticonceptivos más conocidos

Los métodos anticonceptivos se dividen en 4 grandes grupos:

  • De barrera: por ejemplo, los preservativos.
  • Hormonales: píldora anticonceptiva, anillo anticonceptivo, anticonceptivo subdérmico o parches anticonceptivos, por ejemplo.
  • Permanentes: ligadura de trompas, vasectomía o DIU.
  • Naturales: método de ogino, método de la temperatura basal, por ejemplo.

En este artículo nos centraremos en los 3 primeros tipos y analizaremos los métodos anticonceptivos más conocidos y utilizados dentro de cada uno de ellos. ¿Sabes cuál es su efectividad? ¿Conoces sus pros y sus contras? Te lo contamos.

Preservativo, el más recomendado por los ginecólogos

El preservativo masculino es el rey de los métodos anticonceptivos, ya que es, junto con el preservativo femenino (menos utilizado), el único método que no solo evita la fecundación, sino que también evita el contagio de las enfermedades de transmisión sexual. Por este motivo, los especialistas recomiendan utilizar siempre este método si tenemos relaciones sexuales con más de una pareja. De esta forma, evitarás contagiarte de enfermedades como el VPH, el herpes genital o la gonorrea. Su eficacia es del 98% y depende, en gran medida, de su correcto uso. El riesgo de rotura de un preservativo es del 1-2% aproximadamente, por lo que su eficacia es muy alta.

La píldora anticonceptiva, el método hormonal más utilizado

Se trata de uno de los métodos anticonceptivos más utilizados por las mujeres, su eficacia alcanza el 99% si se toma correctamente. Con más de 60 años de historia, la píldora anticonceptiva se ha mejorado a lo largo de los años y sus efectos secundarios se han reducido notablemente. Contiene dos hormonas, estrógenos y progesterona, que consiguen inhibir la ovulación para evitar la posibilidad de concepción.

Sus grandes ventajas son su bajo coste, sus pocos efectos secundarios y su efectividad. Por el contrario, sus puntos débiles son el hecho de tener que tomar una pastilla diaria a la misma hora, lo cual puede provocar olvidos y restar efectividad. Además, aumentan el riesgo de accidente cardiovascular y cefaleas aunque, por otra parte, mejoran el dolor menstrual, reducen el acné y bajan las posibilidades de padecer cáncer de ovarios y de útero.

El anillo anticonceptivo, cada vez más valorado

El anillo anticonceptivo es un método local que se coloca en la vagina durante 21 días y libera progestógenos etonogestrel y estrógenos etinilestradiol, hormonas encargadas de inhibir la ovulación y evitar la fecundación. El anillo vaginal debe colocarse durante 21 días seguidos dentro de la vagina, después debemos retirarlo y dejar una semana de descanso sin anillo.

Su principal ventaja frente a la píldora anticonceptiva es su comodidad, tan solo tienes que colocarlo y olvidarte durante 21 días de que llevas el anillo puesto. Su eficacia es también muy alta, de alrededor del 98%. Uno de sus principales inconvenientes en comparación con la píldora es su precio, mucho más elevado. En cuanto a los efectos secundarios, puedes tener desajustes en la regla hasta que tu cuerpo se acostumbre al cambio hormonal, así como otros síntomas comunes de este desajuste como dolor de cabeza, cambios de humor o inflamación en los senos.

El DIU, 5 años de tranquilidad

Existen dos tipos de DIU, el de cobre y el hormonal. Este pequeño dispositivo se coloca en el útero (debe ser colocado por un especialista) e impide la fecundación, ya sea por la acción de cobre, un espermicida de eficacia demostrada, o por la acción de las hormonas. La principal ventaja de este método anticonceptivo es su comodidad, tras su colocación podrás llevarlo entre 5 y 10 años sin preocuparte por nada, además, tienes la posiblidad de extraerlo siempre que quieras o cuando decidas quedarte embarazada. Dentro de sus desventajas está el hecho de tener que ser colocado y extraído por un profesional, además de requerir revisiones ginecológicas periódicas específicas.

Estos son los métodos anticonceptivos más conocidos y utilizados hasta el momento, pero no los únicos. En los últimos años se han lanzado nuevos métodos con numerosas ventajas y cuyo uso empieza a extenderse cada vez más. Un ejemplo son los parches hormonales, con una función similar a la de la píldora anticonceptiva, pero con la comodidad de no tener que depender de tomar una pastilla diaria, tan solo tienes que cambiarlo cada 3 semanas y dejar una de descanso de otra.

La última innovación en métodos anticonceptivos viene de la mano del anticonceptivo intradérmico, también conocido como implante anticonceptivo. Se trata de un pequeño implante que se coloca debajo de la piel de la mujer, sirviendo como método anticonceptivo durante 3 años. Tiene una eficacia del 99% y dentro de sus desventajas está su alto coste inicial y que para su implantación necesitas la ayuda de un especialista.

Acude a tu especialista y siéntete tranquila

Ante cualquier duda sobre nuestra salud ginecológica o nuestra fertilidad lo mejor siempre es consultar con nuestro especialista. Para ello, Savia pone a tu dispoción su chat con un ginecólogo, para que tengas siempre a tu especialista cerca y puedas resolver cualquier duda sobre tu salud, lo más importante. Prueba 2 meses gratis de Savia y disfruta de todos sus servicios, descubrirás la tranquilidad de tener tu salud siempre bajo control.

Blanca Nieto
Redactora Commerce Blanca Nieto es editora commerce en Enfemenino. Se graduó Traducción y desde entonces ha combinado su pasión por las lenguas y las letras con la comunicación digital y …