Inicio / En forma / Dietas / La leptina, una gran aliada para controlar tu peso

© iStock
En forma

La leptina, una gran aliada para controlar tu peso

por Sara Hormigo Publicado en 21 de agosto de 2018
100 compartidos

La leptina es una hormona que nos permite mantener a raya nuestro apetito, aumentar la sensación de saciedad y además, regular nuestro colesterol malo. Descubre cuál es el funcionamiento de la "hormona que sacia".

Muchas veces nos ponemos a dieta sin saber que quizás hay alguna parte de nuestro organismo que nos puede sabotear de forma involuntaria. La leptina es la hormona que nos ayuda a saber controlarnos con la comida, por eso si ingerimos alimentos de forma estratégica dándole a nuestro cuerpo lo que necesita, esta hormona se convertirá en nuestra gran aliada para controlar nuestro apetito, evitará que tengamos ansiedad por la comida y nos transmitirá esa sensación de saciedad que nos ayuda a saber cuándo debemos parar de comer. Según el experto, Santiago Valor, Chief Medical Officer de los Laboratorios SYNLAB: "Es una hormona que se produce fundamentalmente en las células del cuerpo que almacenan la grasa corporal. No se conocen en detalle todas las funciones que desarrolla, aunque se sabe que interviene en el balance del gasto energético y en la velocidad del consumo y almacenamiento de grasa. También el aumento de leptina disminuye el apetito y parece que su función principal estaría en la regulación del almacenamiento de la cantidad adecuada de grasa corporal".

También es conocida como la “hormona que sacia" o la “hormona del hambre”. Se trata de una hormona también conocida como PN que se libera del tejido adiposo de forma lenta y está vinculada a la diabetes, la esterilidad y al desarrollo de la obesidad.

Cuando los niveles de leptina son altos como por ejemplo ocurre en las personas obesas se convierten en resistentes a la acción de la misma por lo que aumenta el desarrollo de grasa corporal y provoca una mayor ansiedad por la comida lo que conlleva un gasto calórico reducido. Y es que a la hora de controlar nuestro peso, la leptina tiene varias funciones que nos interesan. Según el doctor Valor: "La mejor manera de mantener unos niveles adecuados de leptina es el mantenimiento del peso ideal y la realización de ejercicio físico. Otros factores que influyen negativamente, probablemente por la acción cruzada de otras hormonas, son el estrés y los hábitos inadecuados de dormir".

Muchos expertos culpan a esta hormona del aumento de peso por lo que en las dietas no solo entrarían en juego la pérdida de calorías, hacer deporte y la fuerza de voluntad... La leptina puede convertirse en tu mejor amiga o en tu peor enemiga. "En dietas muy hipocalóricas y/o desequilibradas se producen descensos muy importantes de leptina. También le influyen por los niveles de insulina y por lo tanto la medida permite ajustar mejor la cantidad de hidratos de carbono y proteínas de las dietas. Además, se utiliza este análisis en la valoración y seguimiento de sujetos en riesgo cardiovascular", según nos cuenta el experto.

Descubre: 30 snacks deliciosos con menos de 100 calorías

Snacks con menos de 100 calorías © iStock

¿Cuál es la función de la leptina?

La principal función es regular a largo plazo la energía, es decir, el balance del número de calorías que comemos y gastamos y cuánta grasa almacenamos en nuestro cuerpo.

  • Inhibe la producción de hormonas y péptidos que incrementan el apetito por lo que provoca muchas menos ganas de comer o ansiedad por la comida.
  • Aumenta la sensación de saciedad.
  • Incrementa el gasto calórico así como la actividad del metabolismo acelerándolo.
  • Ayuda a regular la síntesis de las hormonas tiroideas.
  • Disminuye la fatiga.
  • Incide en el tono vascular.
  • Participa en el crecimiento.

Para que el cerebro sepa de que hay suficiente grasa almacenada la leptina tiene que cumplir su función transmisora de las células grasas, en el momento en el que esta falla, el cerebro pierde la información de que el cuerpo tiene suficiente energía almacenada y de ahí que se provoque uno de los principales problemas de salud en la actualidad: la obesidad.

¿Cuándo se reducen los niveles de leptina en nuestro cuerpo?

Cuando acumulas grasa corporal por tanto, la leptina puede resultar ser tu peor enemiga y es que ésta dejará de lanzar mensajes de saciedad a tu cerebro haciendo que tu apetito aumente.

  • ​En dietas: pero ten cuidado porque en aquellas con bajo aporte calórico reducen en grandes cantidades la leptina por lo que se incrementa el hambre, se reduce la sensación de saciedad y el metabolismo se vuelve más lento.
  • Cuando bajamos de peso de forma rápida: cuando se pierde peso de forma drástica los niveles de leptina también disminuyen y por tanto tendremos más apetito. También afectará también al gasto calórico diario ya que se reduce.
  • Con el estrés: aumenta los niveles de cortisol y reduce los de leptina produciendo más apetito y más ansiedad por comer.

Cuando acumulas grasa corporal por tanto, la leptina puede resultar ser tu peor enemiga y es que ésta dejará de lanzar mensajes de saciedad a tu cerebro haciendo que tu apetito aumente. Por eso los periodos de dieta son tan delicados y mucha gente tiene hambre constantemente.

Lo ideal es controlar el número de calorías ingeridas pero tampoco tenemos que volvernos locas con los números. Simplemente, es mejor que nos fijemos en qué alimentos comemos. La fruta y los frutos secos se convertirán en nuestros mejores amigos para saciarnos entre horas. Las verduras y la proteína serán los pilares fundamentales en una dieta para perder grasa y sobre todo, también debemos aprender a aumentar la ingesta de grasas saludables: el aguacate, los frutos secos… Y por supuesto, el pescado siempre será una buena opción.

Descubre: 50 alimentos con fibra que deberías comer regularmente

50 alimentos con fibra que deberías comer regularmente © Getty

Las mujeres siempre tienen mayor nivel de leptina, ¿por qué?

Un estudio realizado por la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA mostró que el sexo es un factor determinante para el nivel de leptina ya que las mujeres siempre se mostraron superiores en relación a los hombres, ya sean obesas o no. La leptina concretamente en mujeres obesas se eleva casi al triple del valor en mujeres no obesas. Esto puede ser debido al efecto estimulante estrogénico a la mayor grasas subcutánea de las mujeres.

Por tanto, simplemente por el hecho de ser mujer nuestro organismo tiende a tener niveles más altos de leptina y esto provoca que se nos haga más difícil perder grasa en una dieta, por ejemplo. Esta hormona también se asocia a la esterilidad y por tanto, entre sus funciones también está la de controlar la reproducción. Se trata de la mensajera que informa al cerebro de si existen suficientes niveles de grasa corporal para hacer posible que se conciba al bebé.
Los niveles de leptina deben estar en los rangos óptimos para segregación de las hormonas necesarias para la ovulación.

Cómo podemos activar la leptina en nuestro organismo

Existen muchos alimentos a los que podemos recurrir para aumentar la actividad de la leptina en nuestro cuerpo. Sus componentes facilitarán el trabajo a la hormona para activarla de forma natural y acelerar así el metabolismo, y como consecuencia te ayudarán a perder peso. Aquí tienes un listado de los más comunes:

  • Pomelo: un cítrico que ayuda a quemar grasa y a mantener el metabolismo activo, contiene una gran cantidad de vitamina C.

  • Brocoli: también es rico en vitamina C, en calcio, es rico en antioxidantes y ayuda a acelerar el metabolismo.

  • Pescado: el pescado como el salmón, el atún o las sardinas contienen aceite de pescado con altos niveles de ácidos grasos omega 3 que ayudan a reducir los niveles de leptina.

  • Espinacas: sus fibras naturales ayudan a aumentar los niveles de leptina y es saciante.

  • Zanahorias: mejoran la sensibilidad del cerebro a la hormona y por tanto, ayuda a producir la actividad de la misma.

  • Almendras: contienen vitamina E, grasas saludables, fibras y nutrientes. Ayudan a equilibrar el metabolismo.

Consejos para estimular la leptina

1. Llevar una alimentación saludable en la que introducir estos alimentos.
2. Duerme 8 horas y duerme bien. La falta de sueño eleva los niveles de leptina.
3. Realiza ejercicio de forma diaria: no hace falta que vayas al gimnasio todos los días pero los días que no vayas intenta mantenerte activa bien andando un poquito más de lo normal, subiendo escaleras…
4. Reduce la ingesta de carbohidratos y azúcares refinados.
5. Es importante que comas cada dos o tres horas, o hagas unas cinco comidas al día.

Recuerda que mantendrás tu metabolismo activo siempre que no dejes que los niveles de insulina bajen y además, estarás ayudando a la hormona a controlar tu apetito. "Mantener el peso correcto, ejercicio físico regular, dieta equilibrada alejada de los preparados industriales y con fibra abundante. Evitar el estrés y dormir las horas necesarias", son los consejos del experto, el doctor Santiago Valor, para mantener unos buen nivel de leptina en nuestro cuerpo.

Y además:
Dieta vegana: todo lo que debes saber
¿Qué son los probióticos y cómo benefician a nuestra salud?
Low carb: los carbohidratos que menos engordan

por Sara Hormigo 100 compartidos

Puede interesarte