Inicio / En forma / Ejercicios / El cupping, uno de los tratamientos más requeridos por los deportistas

En forma

El cupping, uno de los tratamientos más requeridos por los deportistas

por Noelia Murillo Creado en 1 de abril de 2020
© Getty

El 'cupping' se ha convertido en el nuevo tratamiento estrella de cientos de famosos y deportistas. Responsable de las características marcas redondas que vemos en los cuerpos de las 'celebrities', esta terapia natural china viene pisando fuerte desde hace unos años por sus supuestos beneficios sobre la circulación de la sangre.

Si sigues los Juegos Olímpicos y otro tipo de competiciones deportivas te habrás percatado de que algunos de los deportistas muestran en su piel enormes círculos oscuros o hayas oído mencionar la palabra cupping, un nuevo tratamiento de salud al que se han apuntado personalidades públicas de renombre como Michael Phelps. El nadador estadounidense sorprendió a todos en los pasados Juegos Olímpicos celebrados en Río de Janeiro hace cuatro años. Fue entonces donde Phelps mostró en la piscina de competición una espalda llena de marcas rojas y hematomas, algo que rápidamente se atribuyó al tratamiento de ventosas.

El nadador olímpico no es el único que se apuntó a esa moda, por entonces pasajera, y es que otras tantas celebrities como Kim Kardashian, Victoria Beckham, Justin Bieber, Jennifer Aniston o Gwyneth Paltrow, asidua de la medicina natural, incorporaron dicho tratamiento a sus vidas y muchas de ellas siguen optando por esta técnica milenaria. Las últimas en apuntarse han sido Dree Hemingway y Hailey Baldwin, quien parece haber seguido el ejemplo de su marido.

Michael Phelps © Getty

¿En qué consiste esta terapia?

Para empezar, conviene saber que probablemente hayas escuchado hablar de esta técnica en alguna ocasión, puesto que se la conoce por diferentes nombres: cupping, vacuoterapia, ventosaterapia... En realidad, el cupping es una terapia ancestral cuya procedencia se le atribuye a la cultura china, aunque existen pruebas de este tipo de medicina tradicional procedentes de otras culturas y civilizaciones como Mesopotamia, el Antiguo Egipto, India e, incluso Grecia.

Este remedio tradicional consiste en colocar una serie de copas (de ahí que se denomine cupping, de cup, que es copa en inglés) o, en su defecto, vaso sobre la piel haciendo vacio, de modo que funcione como una ventosa y estimule el flujo sanguíneo en la zona que se desea tratar. El método tradicional se lleva a cabo con ventosas de cristal, cerámica o bambú, que se calientan a altas temperaturas con un algodón empapado en alcohol para eliminar el aire del interior.

Pinterest 

Después, se colocan sobre la piel para facilitar la circulación de la sangre por la zona (que generalmente suele ser la espalda o el denominado plexo solar) y oxigenar los músculos. Ademas, la aplicación de estas ventosas abren los poros y estimulan la circulación linfática, abriendo los meridianos del cuerpo (eso conductos por donde fluye la energía).

Podría decirse que es una especie de acupuntura pero sin agujas y, aunque son muchos los famosos y los deportistas los que han probado esta técnica para mejorar el rendimiento de su organismo, no hay evidencias científicas de que el cupping tenga beneficios reales sobre la salud o el rendimiento del cuerpo, por lo que también cuenta con un buen número de detractores y los fisioterapeutas y otros profesionales dedicados al arte del masaje muscular insisten en que los resultados son sugestivos y producto de un efecto placebo.

Los tipos de 'cupping' que existen

Si bien es cierto que este tratamiento alternativo tiene algunos objetivos comunes como es mejorar la circulación sanguínea del cuerpo, hay diversas maneras de aplicarlo sobre la espalda y otras zonas para que la succión y la estimulación muscular sea diferente.

1. Masaje. Consiste en deslizar de un lado a otro del cuerpo la copa adherida a la piel, produciendo un efecto de masaje y consiguiendo que se comporte como una ventosa. Lo ideal es que, antes de aplicar estas copas succionadas, se haya procedido a la aplicación de un aceite u otra loción corporal para que se pueda realizar el masaje sin tirones molestos y dolorosos. Este movimiento de la ventosaterapia estimula la circulación de la sangre y de la linfa y favorece la eliminación de toxinas, según quienes lo practican.

2. Ventosa fija. Se adhiere la ventosa en determinados puntos, durante varios minutos, con el fin de tratar ciertas zonas del cuerpo a través de sus puntos reflejos en la espalda. Este método es uno de los más utilizados y es el que provoca los conocidos círculos oscuros en la piel de los deportistas.

Cupping © iStock

3. Aplicación y extracción de la ventosa. Sólo se emplea sobre la espalda y consiste en aplicar la ventosa y dejarla solo unos segundos, para, a continuación, cambiar a otra parte y proceder a aplicar esta cup en la zona que necesite el tratamiento. Esta técnica se utiliza, sobre todo, para desprender el exceso de mucosidad cuando existe congestión pulmonar o para tratar contracturas leves.

4. Wet cupping o sangrado con ventosa. El metodo más controvertido de la ventosaterapia consiste en aplicar una ventosa en una zona congestionada o inflamada durante alrededor de tres minutos, para realizar después una incisión superficial en la piel para que salga una pequeña cantidad de sangre que permita descongestionar dicha zona y fomentar la circulación sanguínea.

Cada técnica es muy diferente entre sí, por lo que si quieres probarlo, debes ponerte en manos de profesionales que te den toda la información que necesitas para decantarte por este tipo de terapias o por otras más conocidas e igualmente tradicionales y que se adapten a tus necesidad. No obstante, sí debes conocer cuáles son las enfermedades cuyos efectos, en principio, se pueden tratar con estos masajes con copas.

YouTube

Tratamientos con ventosas

De acuerdo con la British Cupping Society (BCS), esta terapia de ventosas sirve para tratar problemas relacionados con alteraciones sanguíneas, como la anemia o la hemofilia, así como enfermedades relacionadas con el reúma, como la artritis o la fibromialgia. Migrañas, problemas relacionados con la fertilidad y ginecológicos, así como la hipertensión se suman a la lista de enfermedades y afecciones que también se pueden tratar con terapias de este tipo.

Por último, tambien es frecuente tratar afecciones dermatológicas como el acné, ansiedad, depresión e, incluso, el congestionamiento de bronquios provocado por el asma o la alergia, por lo que las personas que padezcan estas enfermedades o afecciones pueden hallar numerosos beneficios en este masaje basado en la succión de la piel mediante ventosas. En el caso de que se recurra a la aplicación de estas copas en el llamado plexo solar, la succión de sangre en ciertas zonas alivia el estreñimiento, fortalece los tendones, elimina el exceso de grasa y la retención de líquidos y reduce los efectos del estrés.

Ventosaterapia en la belleza

Hemos visto por que algunos deportistas recurren a la medicina alternativa para relajar la tensión muscular y acabar con ciertos dolores derivados de la actividad física, o sea, para recuperar su condición física lo antes posible. Pero, ¿por qué algunas personalidades lo utilizan para la belleza?

Al parecer, esta acumulación de sangre en una zona estimula su oxigenación y limpia las toxinas. Con ello, debido a que se trata de un masaje reafirman, moldea la figura y elimina cualquier rastro de flacidez (de ahí que muchas personas quieran probar esta técnica debido a problemas de celulitis).

Por último, este efecto absorbente de las ventosas permite retrasar el envejecimiento de la piel y activa la elastina y el colágeno, de modo que el contorno del rostro queda más definido y se puede reducir la posibilidad de que aparezca papada. Hinchazón, ojeras y la aparición de patas de gallo son otros de los motivos por los que se recurre a esta curiosa tecnica.

Newsletter

Desventajas de este tratamiento alternativo

Como la mayoría de tratamientos alternativos y poco comunes, el cupping no está exento de riesgos. Si la succión de la copa no se controla adecuadamente se pueden crear enormes ampollas en la piel, algunas incluso con pus, lo que puede derivar en un problema serio y puede fomentar infecciones cutáneas.

Tampoco es un método recomendable para embarazadas y para quienes tengan la piel sensible y con tendencia atópica, ya que pueden provocarse quemaduras y hematomas que pueden ocasionar más dolor que la propia contractura muscular que se quiere tratar mediante el masaje. Tambien supone un riesgo probar esta tecnica durante la menstruación.

Por último, deben abstenerse de recibir masajes de cupping las personas que presenten fracturas óseas o espasmos musculares, ya que la succión de las ventosas pueden empeorar el estado de las mismas y, con ello, su salud. Los pacientes con metástasis deben de evitar también este tipo de tratamiento.

Síguenos en Facebook  

Te puede interesar...
Cómo quitar las agujetas: 5 consejos que te ayudarán a acabar con ellas
Las mejores soluciones para combatir las piernas pesadas y doloridas
La importancia del colágeno para prevenir la aparición de arrugas

por Noelia Murillo