Inicio / En forma / Salud / Implantes dentales: las preguntas más frecuentes

© iStock
En forma

Implantes dentales: las preguntas más frecuentes

por Redacción enfemenino Publicado en 23 de octubre de 2018
64 compartidos
A-
A+

Los implantes dentales son la principal solución ante problemas estéticos y funcionales causados por la falta de piezas dentales. ¡Resolvemos todas tus dudas!

Los implantes se han convertido en una solución para problemas estéticos y funcionales derivados de la falta de piezas naturales. Generalmente, la pérdida de los dientes está causada por patologías bucales. No contar con una pieza dental puede provocar el desplazamiento del resto de dientes lo que repercute en problemas en la mordida y todos los efectos derivados en ello a lo largo plazo.

El nacimiento de los implantes dentales supuso una verdadera revolución en el mundo de la odontología. Desde su creación hace poco más de 30 años, los implantes han evolucionado enormemente gracias a los esfuerzos de este sector de la salud por mejorar los materiales así como los procesos del tratamiento.

¿Qué tipos de implantes dentales existen?

Existen dos tipos de restauración dental: los fijos o implantes, que se colocarán en el caso de que solo hay que reponer un diente; y los removibles, aquellos que se pueden quitarse y ponerse. En el caso de que se realice una prótesis para toda la boca, parte inferior o parte superior, se anclarán a varios implantes localizados en la mandíbula.

El procedimiento para colocar el implante variará en función del problema del paciente así como su historial clínico. Lo primero que hará el dentista será examinar la cavidad oral y comprobar el estado del tejido óseo. También se examina la mandíbula y el estado de los dientes existentes para poder obtener un modelo y poder planificar la cirugía. En función del caso, el dentista optará por el implante dental de carga inmediata o en dos fases.

  • Implante dental de carga inmediata: son aquellos que permiten al paciente tener una nueva sonrisa en una sola sesión. La principal ventaja de este tratamiento es su rapidez ya que se evitan las semanas de espera entre la colocación del implante y la corona dental. Sin embargo, esta opción no es válida para todos los pacientes. Este tipo de implantes solo pueden colocarse a aquellas personas que tienen una buena calidad de hueso, que no padecen ninguna patología en las encías y que no presenta síntomas de bruxismo. La técnica de implantes de carga inmediata se puede poner en práctica tanto en sectores estéticos de dientes unitarios anteriores o en rehabilitaciones de toda la boca.

    Esta opción está dirigida a pacientes edéntulos que no toleran las prótesis tradicionales por su poca funcionalidad e incomodidad. El objetivo principal de los implantes de carga inmediata es solventar problemas de estética con rapidez.

  • Implantes dentales en dos fases: en este caso, en primer lugar se coloca el implante, que debe integrarse con el hueso de la mandíbula y, más adelante, se fija la corona dental. Su efectividad es la misma que la de los implantes de carga inmediata aunque es un proceso más largo y más incómodo para el paciente.

Tras insertar los implantes y dejar que finalice el proceso de osteointegración, se colocan los pilares. La osteointegración es el proceso por el que el implante se integra de manera natural en el hueso. Suele durar entre 3 y 6 meses, tiempo tras el cual el paciente recibe las prótesis definitivas. En la técnica en dos fases, se hace una pequeña incisión para abrir la encía y poner el pilar en su sitio. En el caso de la técnica de una sola fase, el paciente puede recibir las prótesis en la misma intervención en la que se colocan los implantes.

A continuación, se realiza nuevamente una impresión de la mandíbula del paciente para compararla con la realizada al comenzar el tratamiento. De esta manera, se obtiene un modelo final del que se realizarán las coronas, puentes o prótesis que finalmente se convertirán en los nuevos dientes. Por último, cuando los dientes estén fabricados, se colocan los implantes dentales. Se recomienda al paciente acudir con periodicidad a la clínica para que el profesional pueda controlar la evolución de los resultados.

Respecto a los tipos de implantes disponibles, varían en función de la casa comercial que los fabrique. Podremos encontrar:

  • Implantes provisionales: se utilizan principalmente para dar soporte a prótesis provisionales y no deben dejarse como definitivos.
  • Implantes rectos o cilíndricos: se colocan de manera tradicional con secuencia de fresado que provoca un incremento progresivo del lecho implantario.
  • Implantes cónicos o de núcleo expansivo: con forma de raíz, de más ancho o más estrecho, pueden fijarse al hueso casi sin fresado.
  • Implantes de una sola pieza o con unión protésica solidaria: se unen el pilar y el implante en un sola pieza, lo que minimiza el proceso de cirugía y los tiempos de rehabilitaciones.


Colocar un implante dental asegurará que el hueso maxilar permanezca funcional y ayudará a impedir la pérdida del hueso. Además, las técnicas avanzadas de injertos óseos permiten ganar hueso donde no lo hay.

Artículo elaborado en colaboración con Propdental

Descubre: Las sonrisas de las celebrities: ¡Adivina a quién pertenecen!

¿A quién pertenece esta sonrisa? © Sipa

Y además:
Bruxismo: causas, síntomas y tratamientos
¡Cuida tu sonrisa! 18 alimentos buenos para tus dientes y tu boca
¿Qué es la blancorexia? La obsesión por unos dientes más blancos

por Redacción enfemenino 64 compartidos