Inicio / En forma / Ejercicios / Cómo perder calorías: 7 trucos para mantener el peso perfecto

© Getty
En forma

Cómo perder calorías: 7 trucos para mantener el peso perfecto

por Carla Dominguez Publicado en 4 de junio de 2019

Llega el verano y estamos obsesionados con las calorías. Reducir el aporte calórico, y sobre todo llevar una dieta saludable para nuestro organismo es cuestión de constancia durante todo el año. Consigue perder caloría con una mejor alimentación, ¡te enseñamos cómo hacerlo!

Si estás preocupada por tu silueta y quieres lucir un cuerpo 10 este verano, has de saber que perder peso no es tan difícil como parece. Lo importante para adelgazar es también tener en cuenta la constancia con nuestro peso. No debemos obsesionarnos sino cuidarnos por dentro también. Al final el físicio no es lo importante sino más bien tener buena salud. Tengas el físico, que tengas lo ideal es quererse a sí misma. Si crees que te sobra algún kilito de más, ¡te ayudamos a perderlo con cabeza! Aquí no vamos a hablarte de dietas milagro, sino de una buen hábito de alimentación. Puedes lograr deshacerte de esos kilitos de más, atendiendo a unos sencillos pasos que te permitirán quemar más calorías de las que consumes.

El peso depende mucho de nuestra altura, de la genética y también de lo que hagamos en el día. No es lo mismo el aporte calórico que necesita una persona que entrena a diario, a una persona que trabaja sentada. Por eso, no te compares con nadie, ya que cada cuerpo es diferente. Al final, lo importante es que con el tiempo vamos conociéndonos mucho más de forma personal pero también físicamente. Si notas que te sobra algún kilo extra es porque quizás estés llevando una vida sedentaria, o no estés comiendo como debes. Estos son algunos de los alimentos que no pueden faltar en tu dieta.

Yogurt con frutos rojos © iStock

Trucos para quemar calorías

1. Aumentar el metabolismo de base


El metabolismo de base corresponde a lo que el organismo quema en reposo, es decir, la energía necesaria para la vida fundamental de las células, los movimientos respiratorios, los latidos del corazón, y el mantenimiento del tono inconsciente. Varía considerablemente según los individuos, en función de la edad, la altura o incluso el sexo, pero no solo por estos factores. Existen diversas formas de aumentar tu metabolismo de base:

  • Desarrollando su masa muscular: Al contrario que con la grasa, el músculo permanece activo en reposo. El mantenimiento de los tejidos contráctiles consume mucha energía. El estado de contracción mínimo del músculo, llamado “tono”, también necesita bastantes calorías. He aquí por qué es preferible asociar la musculación pura a esfuerzos de resistencia cuando se desea aumentar el metabolismo de base.
  • Comiendo: Cualquier proceso de digestión pone al organismo en marcha, luego exige un gasto energético. Esto podría, en parte, explicar que las personas que hacen de 4 a 5 pequeñas comidas al día en lugar de 3 abundantes tengan tendencia a estar más delgadas. ¡Un tentempié a las 11h y otro a las 16h no son en sí mismos una mala idea! Eso sí, siempre que sean equilibrados, como un producto lácteo o fruta.
  • Exponiéndose a variaciones de temperatura: La célula humana solo puede vivir de forma prolongada entre 36 y 41ºC. Cuando se expone a climas más fríos, y también más calientes, el organismo quema de manera natural calorías para mantener su temperatura interna estable a pesar de las variaciones externas.
  • Estresándose: En algunas personas, un estado nervioso pronunciado favorece la combustión energética. Pero ¡cuidado con alegrarse demasiado rápido!, el estrés es para la gran mayoría sinónimo de aumento de peso.
  • Durmiendo: Está demostrado, ¡la falta de sueño hace engordar! Cuando dormimos, el organismo pone en marcha todo un proceso de regeneración de células que implica una combustión calórica.
  • Seleccionando los alimentos: Encargados del mantenimiento de la masa muscular, las proteínas (carne, pescado y huevos) implican un importante gasto energético durante la digestión: de 20 a 25 Kcal por cada 100 Kcal. Del mismo modo, algunos excitantes aumentan los gastos, pues cada taza de café tomada incrementa en un 15% los gastos energéticos las horas siguientes. Por último, los alimentos crudos y fríos, más difíciles de digerir, exigen también un aumento de esfuerzo del organismo. A continuación te mostramos una selección de los superalimentos más saludables y eficaces para una dieta.

Descubre: 30 ideas de zumos y batidos saludables

30 ideas de zumos y batidos saludables © Unsplash

2. Camina todo lo que puedas

Lo mejor para quemar calorías es caminar. Se recomienda que para mantener tu peso, si estamos todo el día sentados en la oficina caminemos al menos 30 minutos. No tienes excusas, sino tienes tiempo. Vete andando hasta la parada de metro o si tienes la oportunidad hasta el trabajo. Lo ideal es que cada día puedas hacer al menos 15.000 pasos. Además, con el buen tiempo caminar no te supondrá ninguna obligación. Ponte música o escucha tu podcast favorito y sal a la calle a quemar calorías, y ejercitar tus piernas. Tu cuerpo, y tu mente te lo agradecerán.

3. Hacer deporte

El deporte es muy importante. No importa que lleves una vida saludable y equilibrada si luego no haces ejercicio. El deporte ayuda a prevenir enfermedades y hace que nuestro organismo esté mucho más activo, tanto físicamente como mentalmente. El deporte se convierte en el mejor aliado para una dieta, pues mantener una alimentación saludable y equilibrada, junto con una actividad física diaria, te permitirá perder esas calorías que nos resultan tan molestas. Cualquier deporte implica un gasto energético más o menos importante:

4. Ejercicios que ayudan a quemar calorías

Para hacer un entrenamiento completo, y quemar calorías debes incluir estos ejercicios:

  • Saltar a la comba: este ejercicio es muy completo y quema muchas calorías. 13-14 calorías por minuto. Con este ejercicio se aumenta la coordinación y la agilidad.
  • Montar en bici: se pueden llegar a quemar unas 1.200 calorías en una hora de bici. Además, es un ejercicio agradable que puedes disfrutar tanto en la montaña como en la ciudad.
  • Burpees: sí, son los ejercicios odiados por excelencia, pero tenemos que decirte que son unos más completos y que más calorías queman. Esto es debido a que se mezclan en un mismo ejercicio sentadilla, flexión y salto. Nadar: aprovecha ahora el buen tiempo para nadar en la playa o en la piscina. En una hora puedes llegar a quemar 500 calorías.
  • Sentadillas: lo mejor es que puedes hacerlo en cualquier momento. Las sentadillas ayudan a tonificar el glúteo, y los cuádriceps. Con las sentadillas podrás quemar unas 13 calorías por minuto.

5. Beber té verde

Las infusiones son muy diuréticas, y hacen que eliminemos cualquier tipo de retención de líquidos. El té verde es una de ellas. Si no te gusta tanto este té puedes mezclarlo con jengibre y limón. Incluso otra idea es añadir un poco de leche vegetal y así endulzar el té. Lo ideal es que te lo tomes por las mañanas. El té tiene propiedades antioxidantes y más teína que el café. Por la tarde, puedes probar con otra versión del té verde como puede ser el famoso té matcha o té chai. Ambos tienen multitud de propiedades y despiertan nuestro cerebro mucho antes que el café.

6. Limpieza


Además, del deporte que te guste hacer en tu tiempo libre existen otras actividades diarias que también nos ayudan a quemar calorías. Por ejemplo, cuando toca en casa el día de limpieza entre todos te aseguramos que quemas calorías, y sudas. Limpiando las ventanas, barriendo o quitando el polvo puedes consumir más de 300 calorías. Te damos algunos ejemplos de ello:

  • Pasar la máquina cortacésped durante 30 minutos = 300 Kcal
  • Limpiar las ventanas durante hora y media = 450 Kcal
  • Pasar el aspirador durante 30 minutos = 150 Kcal
  • Pasar el trapo del polvo durante 30 minutos = 130 Kcal
  • Planchar durante 1 hora = 130 Kcal
  • Cambiar los muebles de sitio durante 45 minutos = 280 Kcal

7. Dormir

Sí, como lo oyes. Cuando dormimos también quemamos calorías. En verano muchas más porque por las altas temperaturas solemos movernos mucho más por la noche, y sudar. Esto hace que quememos muchas más calorías que durante el invierno.

Por otro lado, si eres de los que duerme unas 8 horas diarias estás de suerte. Las personas que duermen mucho más tiempo, queman más calorías que las personas que descansan menos. Suelen ser personas más activas, con más energía, y también mejor humor. Cuando dormimos poco aumentan los niveles de grelina, lo que hace que aumente también la grasa en nuestro organismo ya que tenemos más hambre.

Como ves quemar calorías no es difícil con una buena alimentación y ejercicio constante.Las dietas exprés, y el reducir la ingesta de alimentos de forma radical no llevan a nada. Bueno sí, a un desequilibrio de nuestro organismo. Si quieres verte bien, y estar a gusto contigo todo el año es imprescindible que te comiences a cuidar por dentro. Lo primordial es que no te quedes sentada, y aproveches cualquier momento para hacer ejercicio ya sea para ir al trabajo, quedar a cenar con los amigos o simplemente subir las escaleras. ¿Aceptas el reto de quemar calorías cuidándote?

Además:
¡Di adiós a las grasas de una vez por todas! Los 5 métodos infalibles para conseguirlo
¡Luce un cuerpo 10 este verano! Tienes 10 dietas infalibles para conseguirlo

30 recetas fáciles y sanas para mantener tu peso

por Carla Dominguez

Puede interesarte